NOTICIAS
23/07/2015 19:00 CEST | Actualizado 24/07/2015 11:40 CEST

Ikea lanza una alerta de seguridad en EEUU sobre 27.000 cómodas y vestidores

La compañía de muebles sueca Ikea ha emitido una alerta de seguridad en Estados Unidos que afecta a siete millones de sus cómodas Malm y a 20 millones de otros modelos de vestidores, informó el miércoles la firma en un comunicado junto a la Comisión para la Seguridad de los Productos de Consumo estadounidense.

El aviso insta a los propietarios de este tipo de mueble a solicitar a Ikea los anclajes que permiten fijar la cómoda a la pared para evitar potenciales caídas y que los niños puedan resultar heridos.

Ikea ha lanzado la advertencia sobre las cómodas Malm de 3 y cuatro cajones y dos modelos de seis cajones. En cualquier caso recomienda dejar de utilizar aquellas cómodas para niños que superen los 60 centímetros de altura y las de adultos que sobrepasen los 75 centímetros si no están ancladas a la pared.

La decisión se adopta después de que, en 2014, dos niños muriesen en Estados Unidos al caerles encima dos cómodas de Ikea por no estar sujetas a la pared. En el comunicado, la compañía reconoce que tiene constancia de otros tres casos similares con otros tipos de cómodas y vestidores de su marca desde 1989.

Los clientes pueden reclamar los anclajes vía telefónica o a través de Internet. El coste del producto y del envío es gratuito y en ningún caso se contempla la posibilidad de cambiar o devolver el producto. Las cómodas afectadas comenzaron a venderse en 2002.

Tanto la Comisión de Seguridad como Ikea urgen a los propietarios de este tipo de muebles a que se aseguren de que están perfectamente anclados a la pared y, en caso contrario, recomiendan colocarlos en zonas a las que no puedan acceder los más pequeños.

ESPAÑA

Este tipo de muebles también se venden en España, país al que no afecta la alerta de seguridad. En las instrucciones de las cómodas Malm figura un aviso en el que se alerta de que “pueden producirse lesiones graves o fatales si vuelca un mueble”.

Para evitarlo, señala, “debe fijarse permanentemente a la pared”. Ikea no ofrece los herrajes de fijación “dado que los diversos materiales de pared requieren diferentes tipo”.

La firma aconseja usar “herrajes adecuados para el material de las paredes de tu casa” y, en caso de duda sobre los herrajes adecuados, anima a pedir “consejo en tu ferretería habitual”.

DOS MUERTES EN 2014

Los dos casos de los niños fallecidos tras caerles dos muebles de Ikea datan del año pasado y son los que han llevado a la compañía sueca a lanzar la alerta de seguridad

El primer caso se produjo el 2 de febrero de 2014, cuando un niño de dos años de West Chester murió después de que venciera una cómoda Malm de seis cajones y le golpeara de manera fatal.

En junio de 2014 un niño de 23 meses falleció en Snohomish (Washington) al volcar una cómoda de 3 cajones y caerle sobre el pecho.

Según cifras de la Comisión para la Seguridad de los Productos de Consumo, en Estados Unidos un niño muere cada dos semanas y uno resulta herido cada 24 minutos por caérsele un mueble encima.

El Huffington Post ha intentado hablar, sin éxito, con un responsable de Ikea España para la elaboración de esta noticia.

Photo gallery Ikea Hacking See Gallery
Photo gallery MONKEY LOOSE AT IKEA See Gallery

VODAFONE PARA EL HUFFPOST