POLÍTICA
18/08/2015 20:40 CEST | Actualizado 18/08/2015 20:40 CEST

La Fiscalía de Utrecht confirma que el cuerpo hallado es de una chica de Sabadell

google

La Fiscalía de Utrecht ha confirmado este martes que el cuerpo hallado el domingo en la ciudad holandesa corresponde a Sandra García Geraldino, una chica residente en la localidad barcelonesa de Sabadell que estaba desaparecida desde el pasado 31 de julio.

"Con la ayuda de las autoridades españolas se ha determinado la identidad del cuerpo. Este martes ha quedado claro que se trata de Sandra García Geraldino", ha señalado en un comunicado.

La autopsia realizada el martes revela que la mujer, de 45 años, tuvo "una muerte violenta", según el Ministerio, que ha asegurado que la investigación del caso continúa.

El principal sospechoso es la expareja de Sandra García, el holandés de 42 años Silvester Landzaat, quien se encuentra en prisión preventiva desde el pasado día 5 de agosto y tendrá que comparecer este jueves ante un tribunal del distrito central de Holanda. La Fiscalía pedirá entonces prolongar su detención durante 90 días.

La mujer, de nacionalidad española pero originaria de San Juan de Maguana (República Dominicana), se había desplazado a Holanda para mantener un encuentro con su expareja, quien había "secuestrado" a las dos hijas mellizas de 5 años que tenían en común, según ha explicado a EFE una persona cercana a los familiares.

"LA PEGABA Y LA MALTRATABA"

La portavoz de la familia de Sandra García, Carol Pérez, ha señalado que la mujer había permitido a Landzaat visitar a las niñas en España y en un momento que se ausentó la madre se las llevó. Ha detallado también que la pareja, que no estaba casada, llevaba tres años separada porque el hombre "la maltrataba y la pegaba", razón por la cual la mujer "huyó" hace tres años tras estar conviviendo con él seis años. También ha explicado que el hombre "siempre tenía el pasaporte de ella en su poder para que no se marchara".

La chica fue vista por última vez la tarde del pasado 31 de julio cuando se dirigía a la vivienda de su expareja. Su cuerpo fue localizado por perros rastreadores en una arboleda, a la altura de un puente, según el comunicado de la Fiscalía.

Las hijas de Sandra permanecen por el momento al cuidado de los padres de su exmarido. La familia de la mujer probablemente pida que le sean entregadas, dado que la custodia estaba en manos de su madre y ambas tienen una hermanastra de 21 años que podría hacerse cargo de ellas, según ha dicho la persona allegada a Efe. La joven fue la que denunció ante las autoridades holandesas la desaparición de su progenitora, a quien había acompañado en su desplazamiento a Utrecht.

TE PUEDE INTERESAR...