POLÍTICA
20/12/2015 09:49 CET | Actualizado 20/12/2015 16:30 CET

El norte arde: más de cien incendios prenden en Galicia, Asturias, Cantabria y País Vasco

EFE

Es una verdadera pesadilla. Más de cien incendios a la vez, arrasando la cornisa cantábrica, de Galicia al País Vasco, pasando por Asturias y Cantabria. Y, más allá del daño que causen, una sombra extra: la casi certeza de que se trata de fuegos provocados. La zona más afectada sigue siendo el oeste asturiano.

La lluvia que ha empezado a caer y la ausencia de viento han ayudado a controlar o sofocar parte de los incendios, sobre todo en Cantabria, donde los 40 incendios que seguían activos esta mañana se han reducido a una veintena. En Navarra, el Gobierno foral ha dado por controlado el incendio; también han quedado reducidos los incendios del monte Igueldo (San Sebastián) y Galicia.

Más de un centenar de incendios forestales siguen activos este domingo en Asturias aunque su intensidad ha disminuido tras el intenso trabajo desarrollado por los servicios de extinción y por la lluvia caída en algunas zonas, según ha informado el 112. La llegada de la lluvia durante la noche ha mejorado las condiciones para la extinción de los incendios, cuyo origen se cree que pudo ser intencionado y en los que no hay constancia de daños personales.

La quema de matorral para apertura de pastos podría estar detrás de los incendios, según los expertos. Virginia Carracedo, investigadora de la Universidad de Cantabria, ha explicado que la mayoría de los fuegos de invierno del noroeste peninsular "están relacionados con la preparación del terreno para la primavera, en que el ganado sube al monte".

Estas prácticas ganaderas se remontan siglos atrás, pero en un principio "se hacían de forma controlada, se preparaba el terreno y se elegían episodios de poco viento". Pero en la actualidad, el monte ha perdido población y el matorral y el arbolado joven han ganado terreno a espacios antes destinados a pastos.

Más de 230 efectivos del Servicio de Emergencias del Principado de Asturias (SEPA), entre bomberos y empresas forestales, trabajan en las labores de extinción de estos incendios.

Además, un dispositivo al que se ha sumado la Unidad Militar de Emergencias (UME) y en el que también participan los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado, agentes del medio natural del Principado de Asturias, responsables y trabajadores municipales y agrupaciones de voluntarios de protección civil.

Si las condiciones meteorológicas lo permiten, a lo largo de la mañana está previsto sobrevolar los concejos más afectados por las llamas con uno de los helicópteros multifunción del SEPA para realizar una valoración más exhaustiva de la situación.

El Principado de Asturias mantiene activado, desde las 21.00 horas de ayer sábado, el Plan de Incendios Forestales del Principado de Asturias (INFOPA) en situación 2. Al menos ya se han abierto las conexiones por carretera con Galicia, cortadas durante horas.

Los focos originados desde la mañana del sábado se reparten por gran parte de la geografía asturiana, aunque la zona más afectada es el occidente, en concejos como Cangas del Narcea y El Franco, donde las llamas afectaron a cinco casas y una cuadra, y obligó al desalojo de varias familias.

Esta situación, que se vio agravada durante la jornada de ayer ante los fuertes vientos, las altas temperaturas y la ausencia de lluvias, obligó a cerrar la conexión férrea entre Asturias y Galicia, así como a cortar durante casi cuatro horas las dos principales vías de comunicación por carretera entre ambas comunidades autónomas, la autovía A-8 y la N-634, por la intensa humareda.

En Galicia, un incendio forestal registrado en el municipio orensano de Carballeda de Valdeorras supera de momento las 150 hectáreas de monte quemadas y y sólo a primera hora de hoy ha sido extinguido, según informan a Efe fuentes de la Consellería de Medio Rural y de los servicios de extinción.

El fuego comenzó a primera hora de la tarde en la parroquia de Soutadoiro, en Carballeda, y afecta ya, según estimaciones provisionales, a más de cien hectáreas. En principio, no hay población cerca del lugar del incendio.

El fuerte viento que sopla en la zona, con rachas que se aproximan a los 80 kilómetros por hora, las cálidas temperaturas y la falta de lluvia están dificultando las labores de extinción.

Y en Cantabria la Dirección General de Medio Natural trabaja en la extinción de los más de 30 incendios forestales que a anoche se encontraban activos en Cantabria, de los cuales los más importantes se han dado en Resconorio (Luena), Lavín (Parque de Los Collados del Asón), El Tojo (Los Tojos), Las Nieves y Agüera (Guriezo), Lamedo (Cabezón de Liébana), Cóbreces (Alfoz de Lloredo), La Cavada (Riotuerto) y Lombraña (Polaciones).

La previsión para las próximas horas "no es demasiado halagüeña" por la continuidad de fuertes rachas de sur y de temperaturas elevadas, por lo que el Gobierno de Cantabria ha decidido activar el Plan Especial de Protección Civil de la Comunidad Autónoma en materia de incendios forestales (Infocant).

El incendio más complicado en el País Vasco, aparte de algunos menores en la frontera con Navarra, es el que afecta desde primera hora de la tarde de ayer a una zona del monte Igueldo, situada entre el barrio donostiarra del mismo nombre y el municipio de Orio, han informado los bomberos y el Departamento vasco de Seguridad.

Se han podido ver imágenes impresionantes del fuego amenazando varios caseríos e incluso un agroturismo ha tenido que ser desalojado.

  • EFE
  • EFE
  • EFE
  • EFE
  • EFE
  • EFE
  • EFE
  • EFE
  • EFE
  • EFE

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...