TENDENCIAS
10/03/2016 08:18 CET | Actualizado 10/03/2016 12:05 CET

Seis consejos sobre el matrimonio que no habías oído nunca

married couple foot detail
edel-fotografie via Getty Images
married couple foot detail

Hay ciertos consejos matrimoniales que ya hemos oído mil veces: nunca hay que irse a la cama enfadados, hay que asegurarse de que tu pareja sea tu mejor amigo y hay que ser sincero a la hora de hablar de sentimientos.

Llegados a este punto, se necesitan consejos menos convencionales y más novedosos para lograr alejarse del camino del divorcio. A continuación podrás encontrar una lista con seis de ellos:

1. Poner a la pareja por delante de los hijos.

Según Jeffrey Platts, experto en relaciones y coach, la relación con los hijos nunca debe anteponerse al matrimonio. Puede que algunos padres no estén de acuerdo con esta filosofía, pero Platts cree que esta actitud ayuda a que un matrimonio no acabe en divorcio. Además, vuestros hijos crecerán sabiendo cómo es una relación sana y sólida.

"Los niños son muy perspicaces y se fijarán en cómo se comportan sus padres individualmente y en pareja", explicó Platts. "Hay que asegurarse de tener la energía y las emociones suficientes para poder estar más presente y proyectar una imagen de poder. Y lo positivo es que tu matrimonio será aún más sólido".

2. Mirar a la pareja de la misma manera que un perro mira a su dueño.

¿A que cuando llegas a casa después de un largo día de trabajo tu perro te da muestras de un amor incondicional? Para él, eres el mejor humano del mundo. ¿Por qué no probar a mostrar esa misma devoción con tu pareja?, aconseja Evelyn Moschetta, una asesora matrimonial que reside en Nueva York.

"Mirarse el uno al otro a través de esos ojos se traduce en no culpar, ni juzgar, ni criticar, ni controlar", explica. "Se trata de ofrecer un amor incondicional y de ser merecedor de recibirlo. También significa vivir en el presente y no estropearlo mencionando recuerdos negativos del pasado. Es ver a la otra persona a través de unos ojos inocentes para mantener la relación fresca, nueva y emocionante".

3. Intercambiar mensajes de texto como si fuera el primer día.

Con tantos correos, mensajes y llamadas de trabajo, tu pareja se siente abrumada por la comunicación. Pero lo más probable es que exista una persona con la que no le importe comunicarse sin motivo, y esa persona eres tú. Puede parecer insignificante, pero un mensaje cariñoso (incluso un simple "oye, cariño, ¿qué quieres cenar luego?") le demuestra lo mucho que te sigues preocupando.

"Ese mensajito, en el formato que sea, puede haceros sentir unidos mientras no lo estéis físicamente", sostiene la psicóloga Samantha Rodman. "Cuando os veáis por la noche, no os dará la sensación de llevar 10 horas o más separados. Sentiréis que formáis parte de vuestras respectivas vidas".

4. No dar por sentado que tu pareja se va a quedar contigo para siempre.

Según Platts, las personas que piensan que su relación tiene un candado —o que su pareja no les dejará jamás— son las que se verán sorprendidas por un divorcio.

"Por cuestiones de trabajo, me encuentro con mucha gente que considera las relaciones como un elemento tachado de una lista", cuenta. "Piensan 'ya he encontrado pareja o me he casado, así que ahora puedo activar el piloto automático y centrarme en disfrutar de la otra persona'. Sienten que llevan bien la situación porque han encontrado a alguien".

Según Platts, la realidad es muy diferente: una vez que has encontrado a tu alma gemela, hay que seguir esforzándose cada día para mantenerla en tu vida.

"La gente no se da cuenta de que hay que esforzarse para que una relación sea una fuente duradera de amor, alegría y madurez para los dos", afirma. "Hay que centrarse para crecer y aprender el uno del otro continuamente. Cuando valoras algo, disfrutas observándolo y estudiándolo. Y esto también se aplica al amor y a las relaciones".

5. Escribir el obituario de tu pareja.

Sé que no es igual de romántico que ir a cenar a un restaurante y luego al cine, pero pasar una tarde escribiendo lo que dirías si tu pareja se muriera es un buen ejercicio para recordar por qué te enamoraste, argumenta Paul Moschetta, un consejero matrimonial de Nueva York.

"Hay que preguntarse cuáles fueron las cualidades que te atrajeron y cuáles han sido vuestros mejores momentos juntos", añade. "Describir todas las alegrías, los momentos tiernos y las muestras desinteresadas de cariño que hayáis compartido. Revisarlo una vez por semana durante un mes, añadir más recuerdos y, luego, leérselo el uno al otro".

6. Dejar de hablar tanto.

Platts opina que no hay que darse tanta prisa en resolver los problemas de una relación. Puede sonar raro, pero a veces necesitáis un respiro, y él sabe cuáles son los beneficios por haberlos experimentado de primera mano en su relación.

"Yo soy consejero matrimonial y mi pareja también lo es, por lo que los dos podemos perdernos con facilidad al intentar procesar cada pequeño detalle", explica. "Hay momentos adecuados para hablar las cosas, pero el tiempo que pasamos juntos sin hablar es muy valioso. A veces, lo único que se necesita es pasar una tarde entera abrazados en el sofá, dar un paseo por el parque o salir por la noche a bailar salsa".

Este artículo fue publicado originalmente en la edición estadounidense de 'The Huffington Post' y ha sido traducido del inglés por Irene de Andrés Armenteros.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

- 10 razones para acostarte con tu pareja todos los días

- 10 rasgos que caracterizan a una relación sana

- ¿Qué hacer ante la infidelidad?

ESPACIO ECO