TENDENCIAS
21/03/2016 16:08 CET | Actualizado 14/06/2016 18:32 CEST

Estrategia Free to Play, la nueva tendencia en videojuegos

En una pequeña localidad al suroeste de Londres, el estudio de videojuegos The Creative Assembly trabaja para crear un universo interactivo en el que coronar al nuevo rey de Inglaterra. Pero con una particularidad. La guerra por el trono digital no se librará en consolas, sino en móviles, tablets y ordenadores. Y no hará falta pagar por adelantado, pues adopta un modelo de éxito en la actualidad, conocido como Free to Play.

Los videojuegos Free to Play se caracterizan por estar disponibles para descargar de forma gratuita, aunque eso no significa que no se pueda pagar. Para mejorar las unidades y acelerar procesos se puede invertir dinero real, por lo general en pequeñas cantidades. De esta forma los juegos para móviles han amasado auténticas fortunas en los últimos años, y los estudios responsables de su desarrollo son los más cotizados en la industria. Triunfar con un juego de estas características es tener una gallina de los huevos de oro, y es uno de los objetivos de The Creative Assembly, creadores de Total War Battles: KINGDOM. Pero no pretenden lograr este objetivo a cualquier precio.

La misión de Hernán Castillo, programador en The Creative Assembly, es conseguir un juego para móviles profundo, que sea fácil de jugar pero difícil de dominar y que ofrezca desafíos tanto para el jugador casual, que solo quiere criar vacas y recoger trigo, como para el avezado estratega que aspira a ser el próximo rey. "Ya no estamos en la época en la que los juegos de móviles tenían gráficos en 2D, muy bonitos por cierto, pero con muy poca profundidad. Eso va a seguir existiendo, pero creo que hay un tipo de público que todavía no ha explotado y que quiere un juego profundo para echar unas partidas a lo largo del día, desconectar del trabajo quince minutos".

Y la profundidad se consigue dividiendo el juego en dos modos diferentes. Por un lado un mundo persistente en el que crear un reino, gestionar los recursos y organizar las tropas, a cualquier ritmo y sin tener que estar preocupados por ataques enemigos. Y por otro lado, un sistema de escaramuzas en tiempo real, en forma de misiones contra tropas controladas por el ordenador o contra jugadores de todo el mundo. Es necesario planificar cada detalle, desde la posición de las tropas, el tipo de unidades y distintas habilidades especiales. La combinación de estos factores crea sinergias que los jugadores deben aprovechar para salir victoriosos.

OTRA FORMA DE JUGAR

La premisa es clara. Crear un juego para móviles con los detalles que han tenido los clásicos de estrategia en ordenador, y eso no es tarea fácil. Sesiones de juego más cortas y pantallas pequeñas plantean nuevos retos a los desarrolladores. "La diferencia entre plataformas es increíble, no hay más que fijarse en una pantalla de móvil o una de ordenador. El juego debe verse bien independientemente de dónde se juegue. Nuestro método de trabajo normalmente consiste en empezar por el tamaño más pequeño, de móvil, asegurarnos de que todo lo necesario funciona e ir ampliando", afirman los responsables de arte de Total War Battles: KINGDOM. El equipo es experto en el ámbito de la estrategia, y así lo demuestra la vitrina de premios en la recepción del estudio.

Hay un público maduro que quiere juegos profundos

Los cambios no se limitan a los gráficos o la interfaz, hasta el más mínimo detalle debe adaptarse al estilo de juego que se da en móviles. Los combates no duran más de tres minutos, y el tiempo pasará en el reino aunque no se abra el juego. Un día puede amanecer con las tierras anegadas por un temporal, inundando los barrios bajos. Los ricos se salvan, ya que sus casas deben construirse en terreno elevado. Nada que ver con los juegos de consola, que premian las largas sesiones de juego y repetir las mismas secciones si no se alcanzan puntos de guardado. En el móvil el guardado no existe, o mejor dicho está presente de forma constante e invisible para el usuario, que tendrá que estar conectado para jugar, dada su naturaleza online.

No solo los aldeanos sufren, puesto que las tropas también deben ser mejoradas y curadas tras las batallas, y es aquí donde entra en juego el sistema de micropagos, el punto más delicado de la experiencia. Los propios desarrolladores dicen haber creado "una experiencia justa, en la que todo lo que puedes hacer pagando lo puedes hacer también sin pagar". Pero a veces los atajos pueden parecer exagerados, dando la posibilidad de sacar la cartera para comprar el oro virtual con el que mejorar tropas o recursos para desarrollar el reino. La última palabra está en boca de los jugadores, que a partir del próximo 24 de marzo podrán jugar en Android, iOS, PC y Mac.

UN REINO EN CONSTRUCCIÓN

Pese a estar próximo el lanzamiento, en The Creative Assembly no descansan y ya están trabajando en ajustes y contenido adicional que llegará próximamente. Es otra de las diferencias entre los juegos tradicionales y este modelo gratuito. "Nosotros salimos ahora, pero un juego de estos nunca se acaba. Tienes que seguir invirtiendo en marketing y desarrollo. La gente lo prueba, juega y te empieza a decir lo que no le gusta y su parte favorita, y con eso vas perfeccionando el juego", afirma Castillo. El objetivo es que en el futuro cercano los jugadores tengan un mapa político de Inglaterra, en el que podrán jugar cientos de personas estableciendo alianzas, traiciones y, por supuesto, liderando el combate para coronar al nuevo rey de Inglaterra.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Échale un vistazo al Facebook de Tendencias. ¡SÍGUENOS!

EL HUFFPOST PARA IKEA