POLÍTICA
19/12/2017 18:35 CET | Actualizado 19/12/2017 18:36 CET

El voto millennial del 21-D

¿Qué piensan los jóvenes de las elecciones catalanas?

ANTONIO RUIZ VALDIVIA

Selfies, Instagram stories, noticias a través de Facebook, hitazos en Youtube, consejos de influencers, mensajes por Snapchat... La generación millennial tiene sus códigos, sus formas y sus reglas. Las marcas los adoran, las agencias de publicidad están obsesionadas con ellos y el mundo empieza a moverse a su ritmo.

Y llegó la hora de que los millennials catalanes también metan sus votos en las urnas el próximo jueves. ¿Qué piensan? ¿Están movilizados? ¿Qué opinan de lo que ha sucedido? ¿Tienen ellos la solución? ¿Qué partidos prefieren?

Este 21-D irán a votar por primera vez 136.300 jóvenes que hasta ahora no tenían la edad suficiente, lo que supone cerca del 3% de los 5,5 millones de personas llamadas a las urnas. Puede parecer un porcentaje bajo, pero los partidos les dan una gran importancia al estar tan empatado el resultado en las encuestas sobre las elecciones y poder ser determinantes para lograr un escaño por el sistema de restos. Pueden marcar esa pequeña diferencia como pasa en las nominaciones de su venerado programa Operación Triunfo.

MÁS INDECISOS Y MÁS INDEPENDENTISTAS QUE SUS MAYORES

Los jóvenes menores de 24 años, según la encuesta preelectoral del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), es el grupo de población menos movilizado de cara al 21-D. El 86,3% declara que irá a depositar su voto frente a la media del electorado, que está en un 90,3%. Pero la intención de votar entre los millennials ha aumentado considerablemente respecto a los comicios de 2015, cuando solo decían que irían el 61,3%.

Y, además, en las sedes de los partidos tienen en cuenta otro dato del CIS sobre este sector: el 46,5% todavía no ha decidido qué va a votar. Es decir, estos días son cruciales para captar su atención y su papeleta. Los jóvenes están indecisos, le están dando vueltas, muchos escogerán en estas horas, en el último momento.

La radiografía que hace el CIS pone de manifiesto, además, que las nuevas generaciones se decantan principalmente por partidos soberanistas. ERC aparece como la fuerza favorita de los menores de 24 años, ya que la cita como opción favorita el 23%. Por detrás aparecen la CUP (14%), En Comú Podem (11,3%) y Junts per Catalunya (10,9%). El partido constitucionalista con más tirón entre los millennials es Ciudadanos, con un 9,7%. Los más alejados de ellos son el PSC (2,6%) y el PP (1,5%).

"¿A quién vas a votar? A ERC", contesta muy segura Carlota a 48 horas de las elecciones en un descanso entre clase y clase en Barcelona. Esta estudiante de Filología Hispánica de 23 años lo tiene muy claro: "Es un momento superimportante, la situación del país lo requiere". A continuación, desarrolla sus argumentos: "Me siento bastante identificada, me parece también muy injusta la encarcelación de los políticos, entre ellos Oriol Junqueras. Pero no solo por eso, sus ideales me representan en cuanto a pensamiento".

ANTONIO RUIZ VALDIVIA

Confía, además, en que sea una "jornada tranquila" y espera que "no haya incidentes" como durante el 1-O. La política, comenta, está muy presente en todas las conversaciones y relata: "La gente está muy cabreada, hablan sobre eso a la mínima de confianza que tengan con un compañero y amigo".

Pero también muestra su enfado con lo poco que se ha hablado de los jóvenes durante la campaña. Esta es una queja que se repite constantemente. "Nos tienen un poco como un cero a la izquierda", subraya. Lo tiene muy claro en política ella, pero se llena de dudas en cambio sobre su favorita para ganar Operación Triunfo: "Soy mucho de Amaia, pero de Aitana también. Estoy entre las dos, tengo más dudas que con el voto".

"ESTOY BASTANTE HARTA, CATALUÑA ESTÁ PERDIDA"

Estas elecciones parece estar destinadas a ser un gran duelo por la primera posición entre ERC y Ciudadanos. Si Carlota está con Junqueras, Laura está a tope con Inés Arrimadas. Esta estudiante de Periodismo de 22 años se confiesa detrás del Macba: "Estoy totalmente en contra del movimiento soberanista. Ahora mismo, la fuerza política que puede combatir ese movimiento es Cs. El PSC se va a quedar bastante atrás. Ciudadanos no es mi ideología política, pero ahora mismo hay que apostar por alguien que tira hacia adelante. Cataluña está bastante perdida".

"Se habla bastante de política en clase", explica, a la vez que dice que se nota la ideología de cada uno en la facultad por parte de alumnos y profesores. ¿Existe adoctrinamiento en la escuela? Ella contesta que en la universidad no porque "ya somos mayores". "Pero en mi caso, tengo un hermano de 16 años, no sé si la palabra es adoctrinamiento, pero hay un cierto sector mayoritario que apoya el soberanismo. Son nenes que todavía no tienen la cabeza muy formada y se puede influir".

ANTONIO RUIZ VALDIVIA

Ella quiere pensar que a partir del jueves las cosas van a "cambiar": "Estoy bastante harta. En casa, en el trabajo y en el día a día no se habla de otra cosa. Ya está bien. Espero que cambie. ¿Qué va a pasar? No lo sé. El independentismo tiene mucha fuerza". Y extiende la duda a si se repetirán las elecciones: "No lo sé, podría pasar, es que no se ponen de acuerdo". En lo que no tiene duda es sobre quién va a ganar OT: "Amaia".

"CON LA NARIZ TAPADA" Y "EN EL MISMO BUCLE"

Muy cerca por la plaza Univeritat pasa Nil, de 19 años. Está indeciso sobre si votar el jueves y dice que al final podría acudir pero "con la nariz tapada". Y es que en su mente se mezclan las cosas que no le han gustado estos meses del independentismo y la posibilidad de que haya "un Gobierno que no quiera a Cataluña". Señala que no se han cumplido muchas de las cosas que prometieron los políticos catalanes como "que en 48 horas seríamos independientes". "Por mucho que digan, no se ha hecho de manera unilateral, se proclamó la independencia y el fin de semana Puigdemont se fue a Bruselas", se queja.

Lo que rechaza totalmente es que haya adoctrinamiento en las aulas: "Vas al patio del colegio y los niños hablan más en castellano que en catalán. Es una falacia". Pero eso no quita que censure que en algunos colegios haya carteles a favor de la independencia, "pero también hemos visto vídeos de niños en Ceuta y Melilla hacienda una jura de bandera".

Su pronóstico para el jueves: "Lo tengo bastante claro, va a ser muy parecido al 27-S. Una mayoría de escaños de los independentistas, pero no en porcentaje. Estaremos otra vez en el bucle". Este estudiante de Derecho no se atreve en cambio a hacer una porra sobre OT: "Hay muchísimos fans, pero yo no. Escucho música clásica y ópera. Eso en nuestra edad no abunda".

ANTONIO RUIZ VALDIVIA

"NO ME GUSTA NINGÚN PARTIDO"

Hasta bien entrada la madrugada se quedaron despiertas Julia y Ana viendo la gala de Operación Triunfo. Estas estudiantes de Publicidad, Relaciones Públicas y Marketing piensan que hay que ir a votar el jueves, pero están entre esa mitad de jóvenes que no saben qué papeleta meterán.

"No lo sé, no me gusta ningún partido, todos son muy radicales o viven en su propia realidad", cuenta Ana. Elegirán su voto a ritmo de reggaeton y techno, la música que les acompaña siempre. Eso sí, ven que Inés Arrimadas es la favorita, aunque no comparten, dicen, sus postulados.

En clase, cuentan, "se habla mucho de política, pero más que de los partidos, es como tú eres independentista o no". Y Julia añade: "Genera muy mal rollo, en clase genera discusiones. No sé, pero luego nos llevamos muy bien, nosotras somos pacifistas". Y confiesa: "Estamos igual de indecisas que con OT".

ANTONIO RUIZ VALDIVIA

"ME INTERESAN MÁS LAS MEDIDAS ANTICAPITALISTAS QUE LA INDEPENDENCIA"

Sí lo tiene decidido para el jueves Martí, de 25 años, que apura un cigarrillo en la puerta de la facultad de Geografía e Historia de la Universidad de Barcelona. "Voy a votar a la CUP. Es la única candidatura anticapitalista. Aunque no sé lo que pasará, espero que Ciudadanos no crezca demasiado. Espero que la CUP tenga más poder y pueda imponer medidas anticapitalista, que me interesan más que la independencia".

Su análisis de la situación es que los jóvenes están muy politizados, pero su nivel de participación en la vida política es "bajo". Y reconoce que "el independentismo ha levantado ciertos malos rollos" entre ellos porque la gente "tiende a adherirse de manera muy fuerte".

Pero las dudas crecen respecto al día siguiente. Describe: "No lo tengo muy claro, será algo nuevo pero bastante distinto. No creo que se dé la independencia pronto, tiene que haber un diálogo muy largo hasta un referéndum". Y pone el foco en otros temas: "Se ha hablado poco de las perspectivas tan oscuras, es algo carente en los programas, no se habla de eso". Además del procés, en su opinión se tendría que haber incidido más en campaña sobre las "condiciones laborales oscuras" que les esperan a los de su generación y sobre la "destrucción del Estado del Bienestar". Y no todos los millennials son de OT, él prefiere la electrónica.

Ellos tienen en su Instagram el futuro del país.

ANTONIO RUIZ VALDIVIA

EL HUFFPOST PARA ALCAMPO