NOTICIAS
06/02/2018 22:19 CET | Actualizado 07/02/2018 17:11 CET

SpaceX lanza al espacio el cohete más potente del mundo

La compañía de Elon Musk, fundador de Tesla, envía con éxito el Falcon Heavy.

La compañía estadounidense SpaceX, que preside Elon Musk, fundador de Tesla, ha lanzado este martes su primer cohete Falcon Heavy desde el Centro Espacial Jonh F. Kennedy, de la NASA, situado en Cabo Cañaveral, Florida (Estados Unidos). Se ha convertido así en el cohete más potente en funcionamiento desde que el Saturno V de la NASA despegase con las misiones Apolo hacia la Luna desde el mismo lugar.

JIM WATSON via Getty Images

La nave ha despegado desde la plataforma 39 A del Centro Espacial Jonh F. Kennedy a las 20:45 hora española (15:45 hora local). El lanzamiento ha sufrido un retraso cercano a las tres horas, puesto que su lanzamiento estaba previsto a las 13:00 horas, debido al fuerte viento que podía complicar el despegue del cohete. "Esta es una misión de prueba. Hay tantas cosas que pueden salir mal", ha dicho Musk al periódico The New York Times antes del despegue.

El Falcon Heavy está formado por tres cohetes Falcon 9, dos en los laterales y uno central. La nave cuenta con 27 motores, con una fuerza de empuje en el despegue que equivale a 18 aviones Boeing 747.

Los dos cohetes situados en los laterales son aceleradores que ayudan a la nave a despegar. Una vez han realizado su misión, se han desprendido apenas dos minutos y medio después del inicio de la operación. La empresa ha asegurado que estas piezas han regresado a los puntos de aterrizaje establecidos en el Centro Espacial Kennedy.

"Los núcleos laterales de Falcon Heavy han aterrizado en las zonas de aterrizaje 1 y 2 de SpaceX", ha confirmado la empresa en la red social Twitter.

AFP/Getty Images
Los dos cohetes laterales regresan a Tierra tras ayudar en el lanzamiento del SpaceX Falcon Heavy.

En el caso del cohete central, también estaba previsto su recuperación tras aterrizar de vuelta en una plataforma en el océano Atlántico. La recuperación de los tres cohetes y su posterior reutilización abarata sensiblemente el coste del lanzamiento.

Una carga especial para este viaje

El Falcon Heavy mide 70 metros de altura y puede cargar 64 toneladas, aunque en el viaje inaugural la carga era simbólica. El lanzador llevaba como cargamento un coche eléctrico Tesla, empresa que también dirige Musk. Será el primer automóvil colocado en una órbita en el espacio. Al volante del vehículo se sentaba un maniquí vestido de astronauta, tal y como se puede ver en el tuit del fundador de Tesla:

El coche eléctrico está programado para separarse seis horas después del despegue. Si todo va bien, el vehículo y el maniquí, que se llama Starman, serán enviados entonces en órbita alrededor del Sol. El automóvil podría permanecer en órbita durante mil millones de años.

NOTICIA PATROCINADA