VIRALES
03/04/2018 14:36 CEST | Actualizado 03/04/2018 14:36 CEST

El peligroso reto de inhalar condones resurge entre los adolescentes

Las consecuencias pueden ser muy graves.

Getty

A veces, los retos virales pueden entrañar grandes peligros. Ya conocemos algunos como el de la ballena azul o el de comer cápsulas de detergente, pero ahora el que ha resurgido es el de inhalar preservativos. Las redes han vuelto a poner de moda este juego que fue viral hace cuatro años.

El absurdo pasatiempo consiste en esnifar un condón por la nariz y conseguir que salga por la boca. El desafío se hizo muy popular a raíz de un vídeo de YouTube en el que una joven logró este desafío.

Sobre este tema, el profesor de la Escuela de Salud Pública Johns Hopkins Bloomberg, Bruce Y. Lee, ha publicado un artículo en Forbes en el que explica que "cualquier cosa que suba por la nariz puede dañar el revestimiento interno sensible de la misma, provocar una reacción alérgica o una infección", a excepción de los aerosoles nasales recetados por los médicos.

En el artículo, el académico también explica algunos casos de lesiones sufridas por personas que inhalaron o se tragaron un condón accidentalmente. Una de las pacientes sufrió una neumonía a consecuencia de un colapso de pulmón y otra sufrió apendicitis, debido a que el preservativo se estancó en el órgano, según escribe el experto.

Tampoco hay que olvidar, como apunta el médico, que el preservativo puede atascarse en la nariz o en la garganta, por lo que la persona que se una al juego puede morir por asfixia.

La nueva viralización de este viejo juego ha sido recogido también por FOX News, donde advierten con la presencia de expertos educadores del peligro de intentar 'gustar' en las redes, independientemente de las consecuencias.

Los adolescentes sólo persiguen con este reto conseguir tanta visibilidad como sea posible, aunque a veces un Me gusta puede ser muy arriesgado.

LA NATURALEZA SÍ QUE SABE