POLÍTICA
04/04/2018 22:48 CEST | Actualizado 04/04/2018 23:00 CEST

Las explicaciones de Cifuentes: no iba a clase, una matrícula tardía y un trabajo perdido en las mudanzas

La presidenta de Madrid no dimite y el PSOE prepara una moción de censura.

Catorce días en silencio. Era el momento de las explicaciones de Cristina Cifuentes: un tenso pleno en la Asamblea de Madrid y su primera rueda de prensa desde que estallara el escándalo por su máster. La presidenta ha salido a defenderse con uñas y dientes asegurando que se trata de un título "legal y real".

"Jamás" se ha planteado dimitir, ha confesado Cifuentes en una intensa tarde de política madrileña en la que su dimisión sobrevolaba. Ella no cede, pero no convence a la oposición. De hecho, el PSOE se lanza a presentar una moción de censura contra ella con el apoyo de Podemos. Ciudadanos, el socio de investidura del PP de Madrid, se limita de momento con pedir una comisión de investigación.

Cifuentes llegaba por la tarde a la Asamblea entre aplausos de los suyos pero con un halo de grandes dudas a su alrededor. ¿Dónde estaba el trabajo de fin de carrera? ¿Por qué nadie la vio en las clases? ¿Cómo se matriculó meses más tarde? ¿Cómo pudo defender ante un tribunal su escrito si ese día había un operativo que coordinar en Madrid por la celebración de la victoria en la Eurocopa?

Pues la madre del cordero, el trabajo fin de carrera, tampoco se hizo carne en la propia Asamblea de Madrid. Cifuentes ha explicado que versaba sobre las competencias entre administraciones en temas de seguridad -un tema que le interesaba al ser la Delegada del Gobierno-. Pero ella no lo encuentra en casa ni en el despacho. De hecho, ha llegado a decir que le quedan cajas por abrir de las tres o cuatro mudanzas que ha hecho estos años y que si aparece lo enseñará.

Para defenderse ha asegurado ante los diputados que ha autorizado a la Universidad Rey Juan Carlos para que lo haga público. Esto lo pronunciaba apenas unas horas después de que El Confidencial publicara que son falsas dos de las firmas del acta del fin de trabajo de máster que Cifuentes enseñó cuando estalló la polémica. Ella ha evitado entrar en este asunto y se ha limitado a decir que enseñó la documentación que le envió la Universidad Rey Juan Carlos.

Para sustentar sus argumentaciones no ha aportado nuevos importantes documentos. Sí ha aludido hoy a una carta del catedrático Pablo Chico al rector comentando el error "tipográfico" por el que había que cambiar una nota de no presentado por notable en el expediente de Cifuentes y se ha referido a una serie de correos electrónicos sobre casos similares con otros alumnos.

No iba a clase ni hacía los exámenes como el resto de alumnos

¿Y por qué nadie vio a Cifuentes? Aquí ha venido una de las grandes novedades informativas: Cifuentes no iba a clase ni hizo los exámenes con los otros compañeros. En la comparecencia en la Asamblea de Vallecas, Cifuentes ha contestado que los estudios de posgrado se adaptan "muchas veces" a las posibilidades de los alumnos que trabajan. Ha señalado que en ese momento existía esa posibilidad y se acogió a ella. "Es algo que acuerdan profesores y alumnos", ha indicado. "Que sea presencial significa que las asignaturas no se dan de manera telemática", ha explicado.

En la rueda de prensa posterior, ha ido más allá ante la insistencia de los periodistas. "El tratamiento que se me dio a mi es algo que se hace de manera con cierta frecuencia con alumnos de posgrado que están trabajando y en especiales circunstancias, bien de horario o de responsabilidades".

"Insisto en que estamos hablando de unos títulos de posgrado que no son habilitantes para ejercer profesiones donde indudablemente las normas, los procedimientos que se utilizan y también los usos y costumbres son un poco diferentes", ha indicado.

Y además ha aseverado: "Los profesores se adaptaron a mis propias circunstancias de tener muy poco tiempo para poder acudir a clases y esto se sustituye por otra presentación de trabajos, por otras tutorías y por otra serie de actividades complementarias que siempre dependen de cada profesor y que yo, ya le digo, que en su momento, lo acordé de esa manera con la dirección del máster y el profesorado y de esa forma se hizo".

En todo momento se ha afanado en explicar que es "falso" que hubiera un trato de favor hacia ella. "Ni mi currículum ni mis calificaciones han sido falseadas ni falsificadas. Ni falsedad, ni falsificación", ha subrayado.

La matrícula tardía y el examen en Vicálvaro

Pero las lagunas han continuado en el modo de proceder de la presidenta y la Universidad. Cifuentes ha reconocido también que se matriculó meses más tarde de que arrancara el máster de Derecho Público. ¿Y cómo la aceptaron? Su versión: cuando no se cubren en este tipo de cursos todas las plazas "es práctica habitual que se acepten alumnos una vez comenzado".

Por lo tanto, comenzó tarde el curso y, además, no iba a clase con otros compañeros susituyéndolas por otras tutorías y trabajos. La duda se la han lanzado algunos portavoces como Ángel Gabilondo (PSOE) y Lorena Ruiz-Huerta (Podemos): ¿hizo realmente ese curso? "Yo realicé y cursé mi máster en 2012", ha intentado zanjar Cifuentes, que ha puesto gran énfasis en que es "legal y real". Todo para ella se trata de una "operación de la izquierda" para desestabilizar el Ejecutivo de la Puerta del Sol.

Otra de las preguntas del millón de la tarde era cómo pudo presentar el trabajo el 2 de julio de 2012. Ella era la delegada del Gobierno en Madrid entonces y ese día debía coordinar la seguridad en una ciudad eferverscente por la celebración en sus calles de la victoria en la Eurocopa de fútbol. Ella ha dicho que fue presencialmente al campus de Vicálvaro de la Universidad Rey Juan Carlos y que ese operativo se coordinaba desde la Jefatura Superior de Policía.

Además, una de las líneas de defensa que ha intentado ha sido rebajar la importancia del título. Se ha encargado de repetir en varias ocasiones que no se trata de una tesis doctoral y que su Licenciatura de Derecho ya tiene el nivel académico de un máster. "Tenía una importancia relativa, en estos momento tengo que decirlo. He aprovechado mis vacaciones para abrir cajas y buscar documentación", ha relatado. "Lo voy a seguir buscando y si lo encuentro, lo mostraré", ha enfatizado.

El PSOE se lanza a la moción de censura

La oposición lo tiene claro: sus explicaciones no son suficientes. Lorena Ruiz-Huerta (Podemos) ha pedido en la propia Asamblea su dimisión. Y al final de la tarde, Ángel Gabilondo (PSOE) ha anunciado que van a presentar una moción de censura. La actitud más light ha correspondido a Ignacio Aguado (Ciudadanos), socio de investidura de Cifuentes. Por el momento solo se apuntan a abrir una comisión de investigación sobre el caso del máster.

A pesar de estar en el precipicio político, Cifuentes "jamás" se ha planteado dimitir. Confiesa que lo ha pasado mal durante esos días, pero dice que, al contrario de lo que piensan sus contricantes, no se piensa marchar y va a seguir en la Presidencia. Por el momento sigue contando con el apoyo de Mariano Rajoy. Fuentes de la dirección nacional del PP han trasladado que la han visto "convincente y sólida", considerando "suficientes" las explicaciones de la líder regional.

Además, ha desvelado Cifuentes que ya ha interpuesto la querella criminal contra los dos periodistas de eldiario.es que publicaron las informaciones sobre el máster y que ha pedido un acto de conciliación previo a una segunda querella por delitos contra su derecho al honor.

El máster de Cifuentes ha mantenido en vilo al Partido Popular en las últimas semanas. La presidenta tiene muchos enemigos internos dentro del propio partido, empezando por el sector de Esperanza Aguirre. Ella se presentó como la gran regeneradora del PP madrileño -otrora poderosa máquina para lograr votos-. La última esperanza para salvar a los populares madrileños. Hoy su figura política está debilitada apenas un año antes de que celebren de nuevo elecciones autonómicas y con Ciudadanos en pleno subidón en las encuestas.

Cifuentes cierra el miércoles con más presión de su carrera política negando irregularidades, rechazando dimitir, hablando de cacería política de la oposición... pero con muchas dudas todavías por despejar.

Las lagunas de las explicaciones...

¿Dónde está el trabajo fin de máster?

El documento sigue sin aparecer. La presidenta no lo ha presentado ante los diputados. De hecho, ha asegurado que no sabe si lo encontrará. La presidenta ha señalado que desde 2012 ha hecho varias mudanzas. Es más, ha comentado que todavía tiene cajas cerradas tanto en su casa como en su despacho en la Puerta del Sol. Lo que sí ha dicho es que ha autorizado a la Universidad Rey Juan Carlos para que haga público ese trabajo.

¿Cómo se pudo matricular meses después de que arrancar el curso?

La explicación de Cifuentes es que cuando no se cubren en este tipo de cursos todas las plazas "es práctica habitual que se acepten alumnos una vez comenzado".

¿Por qué hay firmas falsificadas en el acta de su trabajo fin de máster?

Respecto a la información publicada por El Confidencial, Cifuentes se limita a decir que ella ha entregado la documentación enviada por la Universidad. "Si hay algún error, pregúntele a la Universidad. Yo no lo puedo verificar, es un documento interno, es simplemente algo que tienen que explicar ellos", ha contestado.

¿Por qué pagó una factura de 6,11 euros en noviembre de 2012 por el trabajo de fin de máster cuando ya estaba aprobado?

La presidenta ha dicho que no recordaba por qué lo pagó, pero que en todo caso era un gasto de secretaría.

¿Por qué se cambiaron dos notas de no presentado a notables?

La presidenta ha insistido en que, como ya ha explicado la Universidad, se trata de un "error de transcripción" que se detectó "cuando se fueron a abonar las tasas de expedición del título" y que también "afectó a otros alumnos".

¿Por qué no la vieron sus compañeros?

La presidenta ha dicho que que el máster fuera presencial significa que no se podía hacer de vía telemática. Ha explicado que acordó con los profesores y la dirección del máster por sus circunstancias especiales de trabajo sustituir las clases con otros alumnos por la presentación de trabajos, por otras tutorías y por otra serie de actividades complementarias.

Documentación URJC sobre Cifuentes by El HuffPost on Scribd

Cristina Cifuentes

ESPACIO ECO