TENDENCIAS
20/08/2018 08:20 CEST | Actualizado 20/08/2018 08:20 CEST

El enfado de Paulo Coelho durante una entrevista con 'XLSemanal'

"No estoy cómodo. Borra todo, empezamos otra vez y déjame hablar".

Anadolu Agency via Getty Images
El escritor Paulo Coelho en la Feria del Libro de Frankfurt, en octubre de 2014.

Al escritor Paulo Coelho no le gusta nada conceder entrevistas a los medios de comunicación, pero ha sacado un nuevo libro y sus representantes le aconsejaron que diese una a XLSemanal, el suplemento del diario ABC en el que el autor ha colaborado durante muchos años, y accedió.

Sin embargo, confesó a la redactora que "no quería dar esta entrevista" e incluso se enfadó ante algunas de las preguntas que él consideró incómodas.

Su nuevo libro se llama Hippie y Virginia Drake, la redactora, le preguntó si se podía ser de verdad un hippie viviendo en una casa lujosa en Los Alpes suizos, llena de obras de arte y con un mayordomo que atiende todas sus necesidades.

Tras varias preguntas que ponían en cuestión lo que el escritor argumentaba acerca de su relación con el dinero, el lujo y el estilo de vida, Coelho se enfadó, se puso de pie, se quejó de que la periodista le interrumpía todo el rato y no le dejaba hablar y pidió empezar de nuevo la entrevista. "No estoy cómodo. Borra todo, empezamos otra vez y déjame hablar", exigió.

Lee aquí la entrevista completa en XLSemanal

La redactora intentó reconducir la situación, pero él ya estaba enfadado, aseguró que se sentía arrinconado y para evitar más preguntas incómodas exclamó: "¡Olvida que soy hippie! ¡No soy hippie! Empecemos de cero".

Una vez recuperada la calma, la entrevista transcurrió en un tono más amable y tras hablar de sus experiencias con las drogas o de su fundación solidaria, incluso llegó a pedir a la redactora que le volviese a hacer las preguntas del principio.

Al final, en la despedida, incluso se permitió bromear cuando la periodista le pidió disculpas por haberle puesto nervioso: "Tú no me has puesto nervioso. Yo soy un asesino, y los asesinos no se ponen nerviosos. Los asesinos solo matan o salvan".