13/03/2019 10:58 CET | Actualizado 18/03/2019 13:08 CET

Todos estamos llenos de contradicciones

Aparentemente, hay cosas incompatibles. Solo aparentemente.

GETTY IMAGES

Entendemos por contradicción la incompatibilidad entre dos o más proposiciones o ideas. Es realmente sencillo y lógico. Por ejemplo, "me encanta hacer deporte pero soy muy vago a la hora de ponerme el chándal" o "soy una persona extrovertida pero casi no tengo amigos". ¿Suena incompatible, verdad? Pues no, no lo es —y lo puedes comprobar pinchando aquí—.

Todos nosotros somos en mayor o menor medida contradictorios en algunos aspectos. Solo nos tenemos que parar a pensar un momento. ¿Eres de los que presumen de tener una valiosa colección de zapatillas pero no haces nunca deporte? ¿Tienes descargadas varias aplicaciones para reservar en tus restaurantes favoritos pero aún así llamas para confirmar que la reserva está hecha? ¿Estás deseando comprarte un todoterreno pero el 95% de tus desplazamientos los haces en la ciudad?

¿Ves? Tú también tienes tus cosas.

Según un estudio de Sigmados

De esta última cuestión, es decir, de la demanda de vehículos de estilo SUV, Crossover o 4x4 para circular por ciudad le surgió a la marca de coches Renault la curiosidad de encargar un estudio con el fin de analizar otras de las contradicciones en las que caemos con más frecuencia.

Las conclusiones a las que llega el estudio 'Dichosas contradicciones', realizado por la agencia Sigmados, a partir de las respuestas dadas por una muestra de población de entre 35 y 59 años, resultan curiosas y divertidas...

¿Por qué esta franja de edad? Ellos son los denominados Generación X. Los nacidos en las décadas de los 70 y los 80 son los que están más llenos de contradicciones, a caballo entre el mundo analógico y digital, no terminan de decidir en qué mundo viven más cómodos.

Ellos son los que están deseando marcharse a desconectar en medio del campo... Pero se aseguran de tener wifi en el lugar en el que se alojan. Pero esta no es la única paradoja a la que nos enfrentamos día a día...

Estos son algunos otros ejemplos:

1. Desde que nos levantamos el lunes, pasamos los días deseando que llegue el sábado para parar y descansar. Nos imaginamos tirados en el sillón, con la manta y una serie, y dejando pasar el tiempo. Pero llega el fin de semana, nos venimos arriba y empezamos a hacer planes: compras, cine, cenar, aperitivo... El domingo por la tarde, conscientes de que empezamos de nuevo, no podemos dejar de arrepentirnos de haber pasado esa maravillosa mañana de domingo en el centro comercial aprovechando las rebajas...

¡Mal de muchos consuelo de tontos! Según este estudio, 9.873.302 de españoles pasan el sábado en un centro comercial.

2. Si preguntas a tu alrededor, todo el mundo está a favor del reciclaje... Motivados por la defensa del medioambiente, en nuestras cocinas ya disponemos varios cubos para separar los desperdicios y tirarlos en su contenedor correspondiente. Pero saber dónde va cada cosa no es tan sencillo... Así que terminamos mezclándolo todo y dejándolo para mañana.

El 73.4% de los encuestados en el estudio no puede negar que esto le pasa con frecuencia.

3. Llegan los treinta y llega el momento de plantearse la paternidad... Algunos aplazan su decisión y aseguran que "no tengo prisa por tener hijos para no perder independencia". Ahora, no escatiman en mimos y cuidados para su mascota. ¡Y tratan a su perro como si fuese un niño! ¿Te suena, verdad?

Normal, casi el 70% de las personas preguntadas, que pertenecen a la generación X y no tienen hijos, se reconocen en esta afirmación.

4. ¡Bien! ¡Comida familiar por el cumpleaños de tu abuelo! Eso es atracón seguro: aperitivo, primer plato, segundo, postre... Y para compensarlo, sin cortarte un pelo, sustituyes el azúcar del café por sacarina y tu conciencia se queda tranquila.

Compensar los excesos es algo muy nuestro y el 50% lo hacen eliminando el azúcar, el 11,2% se salta la siguiente comida y el 41,2% con ejercicio.

5. Vivimos el renacimiento del vinilo... Seguro que no es la primera vez que escuchas a alguien magnificar la calidad del sonido de estos formatos analógicos: "Como el sonido de los vinilos, ninguno". Y todos presumen de maravillosas y exclusivas colecciones de música, y de conocer las mejores tiendas para hacerse con piezas de museo.

Aunque luego el 90% ellos, según el estudio, suele escuchar música en soportes digitales como Spotify.

La lista no para aquí... Pero si quieres saber más y reírte de más contradicciones te aconsejo que visites esta página.