BLOGS
23/08/2015 10:41 CEST | Actualizado 22/08/2016 11:12 CEST

Los 14 mandamientos para tener una vida feliz

happinessSaca tiempo para el arte, para escribir tu diario, bailar, crear, tener aventuras y tiempo para ti solo para conocerte mejor. Cambia tu rutina, prueba nuevas actividades, camina por caminos inexplorados, y abre tu círculo social a gente nueva. Cuando lo hagas, te volverás más presente y vivo, porque ya no podrás confiar en el modo de piloto automático que tenías por defecto.

Mitya Ku/Flickr
Alina Zenit 122, helios 44m kodak400

1. Elige la felicidad. Irrádiala.

La felicidad es una elección y una energía que puedes cultivar a diario. Haz todo lo posible para vivir energías de alta vibración como el amor, la paz, la diversión y la alegría, por tu propio bienestar y realización, y por el efecto dominó positivo que tiene en los que te rodean y en el mundo entero. Da un sentido de juego, encanto, asombro y entusiasmo a tu vida y a tus tareas cotidianas. Decídete a tener el corazón abierto sin importar lo que pase.

2. Disfruta de los placeres de la vida.

Eres el Universo experimentándose a través de ti mism@. Haz que no se aburra. Regálate tiempo para disfrutar de los placeres terrenales. Levántate temprano y ve el amanecer, date un baño en el océano, devora ensaladas frescas y zumos naturales, escucha tus canciones favoritas, celebra una cena con tus amigos, prueba una nueva receta, relájate en el parque con un buen libro, tómate un segundo café, y haz las cosas que te hacen sentir completamente vivo.

3. Toma decisiones meditadas

No puedes controlar todo en la vida, pero sí tienes control sobre tus decisiones. Toma decisiones que son cariñosas y amables contigo. Siéntete satisfecho con ellas. Hazlo con la energía adecuada, con entusiasmo, alegría y aprobación. Usa verbos permisivos: puedo hacer esto; lo elijo.

4. Vive con gratitud

La gratitud es aparentemente simple, pero increíblemente poderosa. Hace que lo que tienes hoy en día sea suficiente, aunque también atrae más cosas buenas a tu vida. Da las gracias varias veces al día. Gracias por el aire fresco, el cielo azul, las gotas de lluvia, la comida nutritiva, la ropa de abrigo, tus seres queridos y por la vida misma.

5. Valórate

Tú eres el único tú en la historia de la humanidad. Nunca habrá otro como tú, con tu única y mágica combinación de talentos, pasiones, peculiaridades, ideas y energía. Cuando piensas en todas las decisiones claves de tu vida y todos los acontecimientos históricos que han tenido que suceder para que tú estés hoy aquí, puede que por un momento te des cuenta de lo increíblemente valioso que eres. Haz brillar tu luz. Valórate. Comparte tu verdadero ser con el mundo.

6. Escucha a tu corazón

Haz menos caso a tus pensamientos y más a tu corazón y a tu alma. En el momento en el que seas capaz de escuchar a tu propia alma, en lugar del ruido del mundo, habrás dominado tu vida. Tu guía interna siempre te dirá a dónde ir, qué hacer, qué decir y a quién. Tu alma sabe exactamente lo que necesitas para alcanzar tu propio bien supremo, el crecimiento y la felicidad. Buscar la felicidad es un plan de acción razonable para tu vida, porque al hacerlo, abres las puertas a las ideas, a la energía y a la inspiración.

7. Sé creativo y curioso

Saca tiempo para el arte, para escribir tu diario, bailar, crear, tener aventuras y tiempo para ti solo para conocerte mejor. Cambia tu rutina, prueba nuevas actividades, camina por caminos inexplorados, y abre tu círculo social a gente nueva. Cuando lo hagas, te volverás más presente y vivo, porque ya no podrás confiar en el modo de piloto automático que tenías por defecto. Ten una curiosidad infinita por la vida, y expectativas positivas.

8. Cuida de ti mismo.

Eres un ser espiritual divino y valioso. Trátate en consecuencia. Cuanto más te cuides y te apoyes, más podrás cuidar y apoyar a los demás. Alimentante de comida nutritiva, agua, movimiento, meditación y descanso. Llena tu copa hasta que se desborde sobre las de otros.

9. Comprométete con el amor propio.

Tu relación contigo mismo es la más importante de tu vida. La manera en la que te trates tendrá un profundo impacto en tus relaciones con los demás, así como en tu nivel de éxito y tu felicidad. Trátate como tratarías a tu mejor amigo o a un ser querido. Pon tu mano en tu corazón todos los días y dite que te quieres y te aceptas. Recuérdate a ti mismo que "te amas" cada vez que te sientas ansioso, o incompetente. Recuerda que siempre eres suficiente.

10. Vive el presente

La única vez que realmente puedes experimentar la vida es ahora. Olvida esos pensamientos que te rondan, las preocupaciones y las fantasías, y echa un vistazo a las alegrías y oportunidades que te rodean. Dedica a cada tarea todo tu amor, energía y atención. Conecta con tus sentidos a lo largo del día como una ventana al presente. Conecta con la naturaleza y con la vida. Dedícate en cuerpo y alma en todo momento. No te guardes nada.

11. Recuerda la medida y el equilibrio

El sabio anda por el camino del medio, lejos de los extremos. Hay momentos para la acción y momentos para el descanso. Momentos para dar y momentos para recibir. Para hablar y para el silencio. Momentos para mimarse y otros para abstenerse. Equilibra las áreas de tu vida, la vocación y la carrera, el amor y las relaciones, el ocio y el estilo de vida, el bienestar y la espiritualidad, en consonancia con tus valores.

12. La creación es más importante que la reacción

Eres un creador poderoso. Dedica menos tiempo a quejarte de cómo son las cosas y más tiempo a decidir cómo te gustaría que fueran, y luego actúa en consecuencia para conseguir que sean así. Encarna la energía de tener lo que deseas antes de que llegue. Actúa, viste, camina, habla y toma decisiones como lo haría tu yo ideal. Mantén tus ojos puestos en tu visión, no en las ilusiones que te rodean. Son las creaciones del ayer.

13. Adopta la conciencia Namasté.

Bendice a los demás y saluda a su alma a tu paso. Recuerda que tu luz interior es la misma que la de ellos, solo somos almas con diferentes trajes. También operamos a diferentes niveles de conciencia, así que muestra compasión y perdona. Ve a todos como a una flor, única y hermosa a su manera. Reemplaza el juicio por la aceptación, el respeto y el amor.

14. Piensa en dar.

Levántate y pregúntate: ¿qué puedo hacer hoy por los demás? ¿Cómo puedo encarnar el amor? ¿Cómo puedo provocar alegría? ¿Cómo puedo hacer de este mundo un lugar mejor? Ten un espíritu servicial. Sé una bendición, buena compañía, una inspiración para los demás. Recoges lo que siembras, así que si te falta amor, alegría o abundancia, encuentra una manera de ayudar a otros a conseguirlas. Te lo devolverán multiplicado por cien.

Elyse es una escritora, consejera de vida, y profesora de felicidad en NotesOnBliss.com y la creadora del curso online "The Beautiful Life Bootcamp". Ella enseña a las personas a alinearse con su espíritu interior, diseñar una vida que les guste, y expandir su felicidad y paz interior. Para más actualizaciones e inspiración, regístrate ahora.

Este artículo fue publicado originalmente en The World Post, y ha sido traducido del inglés por María Ulzurrun.

SOMOS LO QUE HACEMOS