Carmen Lomana se indigna por un detalle de esta foto de Letizia: "No hay necesidad, fuera de lugar"

"¿Quería demostrar algo?".
Letizia, junto a la reina Sofía y a sus hijas, Leonor y Sofía.
Letizia, junto a la reina Sofía y a sus hijas, Leonor y Sofía.
GTRES

La televisiva Carmen Lomana se ha mostrado indignada con Letizia a raíz de las últimas fotos, en las que aparece la reina durante una salida para cenar junto a sus hijas, Leonor y Sofía, y su suegra, la reina Sofía.

Las imágenes han dado de qué hablar en la prensa especializada por el look de Letizia, que llevaba un minivestido camisero corto de Zara, que es uno de los vestidos más virales del verano. El diseño, con un estampado rosa y blanco y un cinturón, está a la venta en la web de la firma de Inditex por 29,95 euros.

Pero a Carmen Lomana no le ha gustado nada en absoluto la prenda. Y así lo ha expresado con rotundidad en Twitter. “Nunca he sentido tanto la dignidad Real de nuestra reina emérita Doña Sofía que en ese paseo con sus nietas y Letizia, consorte de España en ’mini falda”, ha empezado diciendo.

″¿Quería demostrar algo? ¿Hacer sentir que ella es joven y cool ante Doña Sofía?”, se ha preguntado antes de zanjar: “Fuera de lugar”.

Luego, en respuesta a un usuario que no compartía esa opinión, Lomana se ha reafirmado: “Una reina de España no viene a cuento en Mini falda compitiendo con sus hijas. No hay necesidad. Fuera de lugar”.

“La pagamos para que se entere de una vez que representa a la primera institución del Estado. No es une Teen age”, ha zanjado.

Esta es la primera cena que hacen solas Letizia y Sofía, ya que el rey Felipe VI estaba en Colombia para asistir a la toma de posesión del presidente electo, Gustavo Petro.

Para la cena familiar, la reina ha escogido el restaurante Beatnick, un moderno local de cocina fusión próximo a la Lonja de Palma.

A la salida, la reina Letizia ha dado su brazo a la reina Sofía y las cuatro se han acercado andando a un mercadillo artesanal en el Paseo Marítimo.

Esta es la segunda vez que trasciende una cena familiar de la familia real, ya que el pasado viernes, las cuatro, el rey y la princesa Irene de Grecia acudieron juntos a un restaurante de pescado y marisco en Portixol.

Don Felipe ha pasado una semana en Palma en la que ha combinado las responsabilidades institucionales con la práctica de la vela ya que ha participado en la Copa del Rey-Mapfre de Palma.

Este sábado el rey entregó los trofeos de la competición, en la que él mismo se ha puesto a la caña del barco de la Armada Española Aifos 500 con el que ha quedado en quinto lugar.

2003

Evolución de Letizia Ortiz