Del Barroco a obras maestras nunca vistas en España: la programación del Prado para 2023

Del Barroco a obras maestras nunca vistas en España: la programación del Prado para 2023

El museo Nacional recupera el ritmo después del impacto de la pandemia.

Visitantes en el Museo del Prado.
Visitantes en el Museo del Prado.Europa Press News via Europa Press via Getty Images

“El año de la plena recuperación”, así ha definido Miguel Falomir, director del Museo del Prado, los planes de la institución para 2023 en una presentación ante los medios de comunicación.

Después de más de dos años condicionados por la pandemia, el museo va recuperando visitantes a gran velocidad y, de hecho, la última semana de diciembre ha sido la mejor de la historia del museo en términos de afluencia.

Para seguir atrayendo visitantes, el Prado ha preparado una programación que se vertebra sobre los dos ejes en los que el museo trabaja desde hace años: las exposiciones dedicadas a nombres consagrados y las que abarcan “nuevas narrativas”, como fue el caso de la celebrada Invitadas.

La primera gran muestra del año está dedicada al pintor barroco italiano Guido Reni y se inaugurará en marzo siendo la primera exposición monográfica dedicada al artista desde los años setenta. Las obras de gran tamaño que, en palabras de Falomir, “casi no caben por las puertas” han supuesto un desafío logístico para el museo. “Piezas que se consideraban intrasladables van a poder verse en Madrid”, ha valorado el director del Prado.

El Barroco también estará presente el la muestra que arrancará en abril dedicada a Herrera ‘el Mozo’, a quien Falomir ha definido como “una rara avis en el panorama artístico español”.

En la segunda mitad del año los visitantes del Prado podrán disfrutar por primera vez en España de nueve obras maestras de la colección Frick de Nueva York que rara vez salen de la ciudad. Son piezas de Velázquez, Goya, Murillo y el Greco que se mostrarán junto a las obras de la colección permanente del museo. “No son un conjunto muy grande pero sí exquisito”, ha destacado Falomir, que ha recordado que en los estatutos de la Frick no están contemplados los préstamos y que esto es una excepción debida a las obras de la institución neoyorquina.

Durante la celebración del año Picasso, que conmemora el 50º aniversario de la muerte del pinto malagueño no podía faltar la contribución del Prado, que propone estudiar la influencia del Greco en la obra del pintor cubista en la exposición Picasso/Greco, que se podrá visitar entre junio y septiembre.

Más allá de lo que se ve a simple vista

Además de todos estos grandes nombres, el museo pretende invitar al visitante a mirar más allá del primer vistazo, por eso dedicará la exposición Reversos. Lado oculto, a la parte trasera de las pinturas, “el lado oculto”. La idea parte de Las meninas, donde gran parte del espacio está ocupado por el reverso de una pintura.

En uno de sus itinerarios dentro de la colección permanente, el Prado también propondrá una reflexión alrededor de la importancia de los marcos. Una decisión que llega después de que dos activistas medioambientales de pegaran los marcos de Las majas de Goya en noviembre.

Sobre este aspecto también se ha pronunciado Falomir, que asegura que el museo sigue extremando el cuidado, aunque cree que se trata más de un problema de opinión pública que de seguridad. “Ha habido un cambio en la opinión pública que ha entendido que este no es el lugar para hacerlo aunque las ideas que se defienden sean completamente legítimas”, ha declarado el director del Prado.