TENDENCIAS
05/05/2019 09:03 CEST

El síntoma de la depresión del que nadie habla

Las personas que tienen dificultades para gestionar su rabia tienen mayor riesgo de sufrir depresión.

Cualquier persona que haya pillado un atasco o se haya golpeado el dedo pequeño del pie con la pata de una mesa sabe lo rápido que puede brotar la rabia. La mayoría de las veces, enfadarse es un comportamiento normal del ser humano. En otros casos, estar enfadados todo el tiempo es parte de un problema mayor: la depresión.

Un estudio de 2014 descubrió que la rabia, tanto si se manifiesta como si se reprime, es un síntoma habitual de las enfermedades mentales. Los psicólogos insinúan que las personas que tienen dificultades para gestionar su rabia tienen mayor riesgo de sufrir depresión. Muchos expertos describen esta enfermedad mental como “enfado hacia uno mismo” o “rabia hacia dentro”.

“No siempre parece depresión, pero lo es”, sostiene la psicóloga clínica Marianna Strongin.

Las investigaciones demuestran que la rabia está asociada con “una mayor gravedad de los síntomas y una peor respuesta al tratamiento” cuando forma parte de un cuadro de depresión. Por eso Strongin anima a cualquier persona que sienta más rabia de la habitual a que busque ayuda en vez de reprimirse.

 
Cualquiera que sienta más rabia de la habitual debería buscar ayuda en vez de reprimirse

“Los pacientes suelen decir que se han dado cuenta (o que sus amigos se han dado cuenta) de que están más irascibles. Aunque suelen acudir a la consulta para gestionar la rabia, cuando indagamos un poco más nos damos cuenta de que esa rabia es un síntoma más de la depresión”, explica.

En vez de sentirse tristes o vacías, como se suele presentar a las personas con depresión,hay gente que se muestra más proclive a tener estallidos de rabia. Strongin indica que esto es porque suele ser más sencillo sentirse enfadados que tristes.

“Es mucho más difícil sentir tristeza”, asegura. “La tristeza es una fase y la rabia es pura acción, se propaga por todo tu cuerpo. A veces, quienes sufren depresión se distraen para no sentirse tristes y en vez de tristeza acaban sintiendo rabia”.

JAMES BOAST VIA GETTY IMAGES

Según el Instituto Nacional de Salud Mental de Estados Unidos, buena parte de los 16,2 millones de estadounidenses que se estima que viven con depresión son mujeres de entre 18 y 25 años. Pero la psicóloga Sherry Benton asegura que son principalmente los hombres quienes más manifiestan rabia como síntoma.

“Tienen una tendencia natural al aislamiento”, señala. “De esta tendencia surge la necesidad de aislarse de sus relaciones con otras personas, aunque sean relaciones sanas. La rabia es un síntoma aparentemente secundario, ya que chillarle a otra persona suele ser un método efectivo de alejarla de ti”.

Como los hombres son más proclives a apartar a sus seres queridos y ocultar su depresión, en su caso es más probable que esta enfermedad sea mortal. Aproximadamente el 17% de los hombres sufrirán al menos una depresión importante en su vida. Además, los hombres son cuatro veces más propensos a suicidarse que las mujeres, según un informe de la Facultad de Medicina de Harvard.

Son principalmente los hombres quienes más manifiestan rabia como síntoma

Pero esto no significa que las mujeres no puedan experimentar rabia como síntoma de la depresión. A Elizabeth, una artista que no quiere desvelar su verdadero nombre para proteger su privacidad, le diagnosticaron depresión cuando tenía 19 años y uno de sus síntomas eran los brotes de rabia. Se dio cuenta de que se le estaba yendo de las manos cuando le dio un bofetón a un compañero de trabajo durante una reunión y cuando le rompió una ventana a su exnovio.

“Mi madre ya había comentado que me veía enfadada y que tenía que hacer algo al respecto”, señala Elizabeth, que tiene ahora 29 años. “Creo que antes tenía la percepción de que la depresión es una debilidad, algo que ya no me creo, pero cuando era joven no me dejaba llamar al pan, pan y al vino, vino”.

Elizabeth logró gestionar su enfermedad mental y sus síntomas de rabia gracias a una mezcla de antidepresivos y a un nuevo estilo de vida más saludable.

“Empecé a ir a clases de yoga hace un año cuando todavía tenía muchos problemas derivados de la depresión y noto que ahora controlo mejor mi cuerpo y mi respiración, lo que a veces me ayuda cuando estoy de bajón”, comenta.

Además de los antidepresivos, el deporte y los ejercicios de respiración, Strongin añade que escribir un diario puede ser una herramienta útil para gestionar la rabia y llegar a la raíz del problema. También les dice a sus pacientes que anoten sus pensamientos negativos y reflexionen sobre ellos para ver si son ciertos.

“Si el pensamiento es ‘No valgo lo suficiente’, yo me preguntaría: ‘¿Por qué no?’”, recomienda. “Cuando tienes pensamientos de inseguridad, tienes que hacerles frente con respuestas”.

Eso sí, independientemente de qué herramientas te resulten útiles, el primer paso es pedir ayuda. Hablar con un profesional de la salud mental te puede ayudar a gestionar la depresión y los síntomas que la acompañan.

“Cuando sientes rabia, nunca se trata solo de rabia”, advierte Strongin. “Siempre es una señal de que algo no va como debería”.

 

Este artículo fue publicado originalmente en el ‘HuffPost’ Estados Unidos y ha sido traducido del inglés por Daniel Templeman Sauco.

Photo gallery Hábitos no tan saludables See Gallery