NOTICIAS
25/09/2021 11:28 CEST

Graves disturbios en Barcelona: 43 heridos, tres graves, en un macrobotellón por las fiestas de la Mercè

El Palacio de Congresos de Fira de Barcelona fue asaltado y vandalizado.

FIRA DE BARCELONAEuropa Press
Destrozos en el Palau de Congressos de Barcelona.

Cuarenta y tres personas han resultado heridas, tres de ellas graves, la pasada noche en Barcelona, en su gran mayoría en el macrobotellón registrado en la plaza de España y la avenida de María Cristina, así como, en menor medida, en actos de las fiestas de la Mercè de la capital catalana.

Por segunda noche consecutiva, y en el marco de las fiestas de la Mercè, a partir de la medianoche miles de jóvenes se han concentrado en esta parte de Barcelona, próxima a Montjuic, y han consumido bebidas alcohólicas y escuchado música a través de grandes equipos móviles que han instalado algunos de los participantes en el macrobotellón.

Al contrario que en la noche del viernes, en la que se reunieron unos 15.000 jóvenes sin que se produjeran incidentes, en esta ocasión se han producido graves altercados y actos vandálicos, incluido un ‘asalto’ al Palacio de Congresos de Fira de Barcelona, que ha sufrido numerosos daños, como la rotura de vidrios en su fachada.

Cuando agentes antidisturbios de la Guardia Urbana se han personado en el Palacio de Congresos para acabar con los incidentes han sido atacados por algunos de los asaltantes con el lanzamiento de botellas de vidrio que han hecho retroceder a los agentes, según reflejan diversos vídeos publicados en las redes sociales.

Finalmente, hacia las cinco de la madrugada, se ha producido una intervención policial en la zona que ha logrado dispersar a quienes todavía permanecían en el lugar.

Fuentes del Sistema de Emergencias Médicas (SEM) han informado a EFE de que esta noche han asistido a 43 personas. Del total de heridos, 17 tenían lesiones de carácter leve, otras 23 personas estaban en estado menos grave y 3 han resultados con heridas graves. De todos los heridos, 29 fueron trasladados a hospitales y centros ambulatorios, mientras que a otros 14 se les dio el alta in situ.

El área de la Avenida Maria Cristina y Plaza España ha amanecido con numerosos desperfectos en el mobiliario urbano, algunos vehículos quemados y gran cantidad de vidrios rotos y basura esparcidos por la vía pública, testimonio de la “batalla campal” en la que ha derivado el macrobotellón.

El teniente de alcalde de Cultura de Barcelona, Jordi Martí, elogió ayer la actuación “prudente” y “escrupulosa” de la Guardia Urbana y los Mossos d’Esquadra ante el primer macrobotellón en esta zona en la madrugada del viernes, al optar por controlar e “impedir cualquier violencia” en lugar de desalojar una gran concentración que a su juicio podía haber causado “males mayores”.

Martí dio por hecho que los botellones se repetirán todas las noches de la Mercè, aunque manifestó su confianza en que la fiesta mayor se desarrollaría con normalidad. 

Por su parte, Fira de Barcelona ha lamentado destrozos en el Palau de Congressos de Barcelona durante la celebración del botellón.

“Lamentamos profundamente los actos vandálicos intolerables y los daños ocasionados esta madrugada”, ha publicado Fira de Barcelona en un tuit recogido este sábado por Europa Press.

Ha asegurado que trabajan para reparar las instalaciones para que “vuelvan a estar al servicio de la ciudad y de la actividad ferial”.

NUEVOS TIEMPOS