NOTICIAS
22/01/2020 15:09 CET | Actualizado 22/01/2020 15:10 CET

La mayor indemnización en España por una negligencia médica: 5,5 millones por dejar tetrapléjica a una bebé en el parto

Durante un alumbramiento en Valdepeñas en 2012.

GOOGLE MAPS
Fachada del Hospital Gutiérrrez Ortega de Valdepeñas.

El juzgado de lo Penal número 1 de Ciudad Real ha condenado al Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (Sescam) a pagar 5,5 millones de euros por negligencia en un parto en Valdepeñas en 2012, según informa el diario local Lanza.

Los hechos se produjeron el 14 de octubre de 2012 cuando, durante el alumbramiento en el Hospital Gutiérrez Ortega, “una imprudencia profesional grave” del ginecólogo y la matrona provocó lesiones a una recién nacida. 

La indemnización, la mayor por mala práctica médica en España y que correrá a cargo de la Junta y de las aseguradoras, sale de sumar tres millones de euros en intereses a los 2,5 millones, más una pensión anual de 25.500 euros para los padres.

“Sufrimiento fetal”

“Con un proceder absolutamente negligente, no adoptaron las medidas necesarias encaminadas a solucionar la situación de pérdida de bienestar fetal, en orden a la finalización del parto y evitación de un sufrimiento fetal irreversible”, recoge la sentencia - a la que ha tenido acceso Lanza-. 

A día de hoy, la pequeña sufre una tetraplejia C5-C6, alteración de funciones cerebrales superiores integradas de intensidad muy grave, epilepsia no controlada completamente con crisis y perjuicio estético en grado de “importantísimo”.

Por su parte, la Junta ha achacado lo ocurrido a “un entendible fallo humano” reconocido por los autores.

757 muertes por negligencia médica en 2019

El Defensor del Paciente recibió en 2019 un total de 13.454 denuncias de negligencias médicas (881 menos que en 2018), las cuales provocaron 757 muertes (53 menos que el año anterior) debido, sobre todo, al error del diagnóstico.

Estos datos se extraen de la memoria anual de esta asociación, hecha pública este lunes, en la que se sostiene que, aunque el número de negligencias médicas haya descendido, “la sanidad no goza de buena salud”.

Los casos más habituales de negligencias medico-sanitarias se han producido por mala praxis, como intervenciones mal realizadas, altas precipitadas, atención, deficiente, infecciones hospitalarias y retrasos en ambulancias, entre otros.

NUEVOS TIEMPOS