Los sindicatos no compran la rebaja fiscal de un PP que recupera su acercamiento a los empresarios

Este miércoles Feijóo explicará su plan económico en el Comité Ejecutivo Nacional y el viernes lo remitirá a Moncloa.
Alberto Núñez Feijóo, presidente del PP.
Alberto Núñez Feijóo, presidente del PP.
Europa Press News via Getty Images

El líder del Partido Popular, Alberto Núñez Feijóo, no ha acudido a la toma de posesión de Alfonso Fernández Mañueco para presentar a los agentes sociales su propuesta económica basada en la rebaja fiscal. En sus reuniones, ha logrado el visto bueno de los empresarios de Cepyme y CEOE a su propuesta para rebajar impuestos a las rentas bajas y medias pero sin embargo no convence a los sindicatos Comisiones Obreras y UGT, que además piden a los populares rectificar su rechazo a la reforma laboral.

De esta ronda de reuniones con los agentes sociales, el PP ha destacado que se abre una nueva etapa de escucha y búsqueda de acuerdos en el diálogo social, lo que no impide discrepancias por ejemplo en fiscalidad, como ha explicado en rueda de prensa Juan Bravo, vicesecretario de Economía del PP y consejero andaluz de Hacienda.

En su propuesta para aplicar una rebaja temporal del IRPF a las rentas bajas y medias, para contrarrestar el efecto de la inflación, Feijóo tiene de su lado a los empresarios, que han coincidido al señalar que la presión fiscal de las empresas españolas es “elevada” y se sitúa “por encima de la media europea”.

Para Garamendi, “hay mucho margen de bajada de impuestos en España”, ya que la economía sumergida alcanza al 24 % del PIB, frente al 13 % de la media europea, lo que a su juicio implica que “hay un ‘gap’ enorme de gente que no paga en este país” mientras que “los que pagamos, pagamos mucho más que los europeos”.

Además, el PP también se ha inspirado en los estudios de la CEOE para cifrar en 60.000 millones de euros el gasto improductivo que se podría recortar sin afectar al estado de bienestar.

Reunión con los sindicatos

El líder de CCOO, Unai Sordo ha rechazado de plano una “bajada generalizada de impuestos” y lo que propone es que paguen más “los que más tienen”, mientras que el líder de UGT, Pepe Álvarez, se opone a rebajar el IRPF, pero está a favor de medidas compensatorias a rentas bajas y medidas frente a la inflación, como las aplicadas en el Ingreso Mínimo Vital.

Además, CCOO ha exigido un cordón democrático frente a Vox y ha alertado del peligro de normalizar “la participación de la extrema derecha en los gobiernos autonómicos” mientras UGT sostiene que hay que crear las “condiciones necesarias” para que la ultraderecha “estuviera aislada” y no formara parte de Gobiernos, pero cree que la cuestión “no pasa solo por pedírsela a Feijóo”.

Ambos sindicatos han coincido al reclamar que Feijóo reconsidere la posición del PP respecto a la reforma laboral o la de las pensiones, pues quieren el visto bueno del principal partido de la oposición para que tras el esfuerzo para negociar la normativa con la patronal ésta “pueda ser conservada en el tiempo”.

El nuevo PP de Feijóo no ha aclarado cuál es su posición respecto a esta reforma laboral, que el PP de Pablo Casado rechazó, y se ha limitado a señalar que la posición es clara: “escuchar, dialogar, ser escuchados” y en ese camino “si lo que se plantea es bueno se aprobará” y si no plantearán medidas alternativas.

Popular in the Community