28/11/2019 12:16 CET | Actualizado 28/11/2019 12:16 CET

No hay edad para cumplir tus sueños… (y aquí lo podemos demostrar)

La vida, afortunadamente, no se acaba a los 30, 40, 50 ni a los 60… Siempre es buen momento para luchar por eso que te puede hacer feliz.

GETTY IMAGES
Ancianos de viaje

En ocasiones,  la vida parece una carrera contrarreloj por cumplir tus sueños y hacer realidad tus ilusiones.

Una casa con jardín, un máster para completar tu formación, que tu hijo estudie en el extranjero, el viaje que siempre has deseado… Y muchas veces, cuando estás a punto de alcanzar eso que tanto has soñado —o crees que te va a ser fácil de alcanzar—, algo pasa y todo se estropea. Y eso nos frustra taaaanto...

Pero ese no es motivo para desistir y olvidarnos de él. La vida, afortunadamente, no se acaba a los 30, 40, 50 ni a los 60… Siempre es buen momento para luchar por eso que te puede hacer feliz.

Pareja madura en su casa nueva

Y si no, mira estos cinco ejemplos que hemos podido ver en algunos medios de comunicación.

1. Con 78 años, Ismael Mejía Soto cumplió su sueño de obtener su título de ingeniero industrial. Comenzó sus estudios de ingeniería con 19 años pero la vida terminó llevándole por otros derroteros: ingresó en las fuerzas armadas y después trabajó para la Autoridad de Energía Eléctrica de Puerto Rico, la empresa estatal de electricidad del país americano.

2. Con 96 años y gracias a la generosidad del quiropráctico Ata Pouramini, José Capote cumplió su sueño de conducir un Ferrari. Amante de los coches, siempre quiso ponerse a los mandos e un deportivo. Afortunadamente,  su salud y condición física le permitieron cumplir con ello cuando rozaba el siglo de vida. 

3. Debbie y Michael hicieron muchos números antes de decidirse a vivir la aventura con la que siempre habían soñado: viajar alrededor del mundo. Al final, concluyeron que necesitaban 80 euros al día para alojamiento: lo mismo que les costaba su vida en casa. Cuando se jubilaron, decidieron vender todas sus pertenencias y comenzaron a recorrer el mundo.

4. El sueño de Fernando de Antonio era exponer en la Casa de Vacas, en el Retiro de Madrid. Y lo consiguió: su colección Naturaleza y arquitecturas ocupó las paredes de esta sala de exposiciones durante unas semanas. Este profesor jubilado siempre demostró especial sensibilidad para el arte, especialmente la pintura, y siempre quiso mostrar allí su talento.

5. Los apuros económicos de su familia impidieron a Helen Danis asistir a su fiesta de graduación… Pero todo es posible en la vida y a los 97 años pudo hacer realidad su sueño: del brazo de su biznieto y con un vestido morado, la anciana se convirtió en la reina del baile de su graduación y lo disfrutó como si fuese una adolescente que termina el instituto.

EMPIEZA A PLANIFICAR TU FUTURO

Cargas familiares, imprevistos de salud o cuestiones económicas son los principales obstáculos a los que nos enfrentamos a la hora de conseguir lo que tanto ansiamos. 

En el primer caso, el tiempo suele actuar a nuestro favor. En lo que al segundo se refiere, nada podemos hacer salvo cuidarnos y prevenir. Pero en lo que con el dinero tiene que ver, sí que podemos actuar.

GETTY IMAGES
Pareja echando cuentas

¿Qué tal ponerte unos objetivos de ahorro que te garanticen cierta libertad financiera en el futuro o la posibilidad de esos caprichos que siempre has deseado?

Cualquier momento es bueno, tengas la edad que tengas, para invertir en una plan de ahorro que te permita mirar siempre al futuro con ilusión.  Contigo Futuro, de Nationale-Nederlanden, puede ayudarte a cumplir esos sueños pues es una solución de ahorro destinada a todos los públicos y socialmente responsable. 

NUEVOS TIEMPOS