Sánchez visita Kiev para reunirse con Zelenski

El presidente le trasladará a su homólogo ucraniano el apoyo y solidaridad de España con este país ante la invasión rusa y su compromiso con la paz. También ha comprobado el horror de la guerra en Borodianka.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, se ha desplazado este jueves a Kiev para mantener un encuentro con su homólogo ucraniano, Volodímir Zelenski. El objetivo será el de trasladar en persona el apoyo y solidaridad de España con este país ante la invasión rusa y remarcar su compromiso con la paz. Una postura y un espaldarazo que el Ejecutivo ha demostrado desde el inicio del conflicto.

El mandatario español se ha reunido reunido con Zelenski. Con todo, Sánchez no ha viajado solo. Junto a él se encuentra también la primera ministra de Dinamarca, Mette Frederiksen. Al término de la reunión, las tres personalidades efectuarán una comparecencia conjunta ante los medios de comunicación. Ambos se han trasladado en tren -por la peligrosidad del espacio aéreo ucraniano en contexto bélico-, tras más de diez horas de viaje.

Con la vista puesta en la reapertura de la Embajada española

La visita de Sánchez se ha producido con dos claros antecedentes que están vinculados a las relaciones diplomáticas de España y Ucrania. Este miércoles, el líder del Ejecutivo había visitado un centro de acogida de refugiados en Málaga, donde cifró en 134.000 los ciudadanos de este país invadido que han llegado a territorio español. 64.000 de ellos han recibido protección temporal tras acogerse a esta condición.

Todos los ojos están puestos ahora en el anuncio de la reapertura de la Embajada de España en Ucrania. Sánchez anunció esta medida, siguiendo también la estela de otros países, el pasado lunes en una entrevista en Antena 3. Aunque no ha puesto fecha a esta medida, es esperable que aproveche el telón de fondo de Kiev para concretarla.

La legación diplomática española fue cerrada el pasado 25 de febrero, un día después del inicio de la guerra. Así se produjo la salida de la embajadora, Silvia Cortés, junto al personal que aún permanecía en convoyes en los que también fueron evacuados algunos españoles residentes en el país, bajo la protección de un equipo del Grupo Especial de Operaciones (GEO) de la Policía Nacional.

Para garantizar la seguridad de Sánchez durante las horas que permanezca en suelo ucraniano está prevista la participación de otro equipo de dichas fuerzas policiales de élite. Este es el motivo por el que todavía no se había revelado la fecha exacta de la visita. Es necesario tener en cuenta la peligrosidad del viaje, teniendo en cuenta que a pesar del repliegue de tropas rusas en los alrededores de Kiev, Moscú continúa bombardeando periódicamente.

El horror de Borodianka

Previamente, Sánchez se ha trasladado a la localidad de Borodianka, una pequeña población que ha sufrido los peores estragos de la guerra, con bombardeos y matanzas de civiles equiparables a las de Bucha. En esta zona también se han recuperado numerosos cuerpos de civiles y se han recogido testimonios sobrecogedores, como los de francotiradores rusos disparando contra todo aquel civil que viesen en la calle. Carteles con mensajes como ‘No pasar, se dispara’, avalan las declaraciones.

“Conmovido al comprobar en las calles de Borodyanka el horror y las atrocidades de la guerra de Putin”

El presidente del Gobierno ha podido comprobar de primera mano los estragos de la guerra en una población que concentró numerosos bombardeos en los compases iniciales de la operación, quedando buena parte de sus edificios reducidos a ruinas. En las imágenes puede verse a Sánchez visiblemente afectado por las escenas de destrucción que se suceden.

En su cuenta personal de Twitter, el mandatario español ha asegurado estar “conmovido al comprobar en las calles de Borodyanka el horror y las atrocidades de la guerra de Putin”. Además, ha subrayado que “no dejaremos solo al pueblo ucraniano”.

Sánchez, visiblemente afectado por las consecuencias de la guerra en Borodianka.
Sánchez, visiblemente afectado por las consecuencias de la guerra en Borodianka.
Moncloa

Los otros líderes que han viajado a Kiev

Sánchez pasa así a sumarse la lista de líderes internacionales que han visitado a Zelenski en Kiev desde que Rusia ordenase el pasado 24 de febrero su “operación militar especial”, es decir, la invasión de Ucrania. Precisamente, el último en reunirse con el mandatario ucraniano ha sido el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, tan solo 24 horas antes.

Los primeros líderes políticos que se desplazaron a Kiev fueron los de Polonia, Mateusz Morawiecki; Eslovenia, Janez Jansa; y República Checa, Petr Fiala. En el ámbito de la Unión Europea, la primera en viajar fue la presidenta del Parlamento Europeo, Roberta Metsola, y luego la de la Comisión Europea, Ursula Von der Leyen. Esta última acudió acompañada del Alto Representante de Política Exterior, Josep Borrell.

Este mes también han visitado Kiev el primer ministro de Eslovaquia, Eduard Heger, y el canciller de Austria, Karl Nehammer, así como los presidentes de Polonia, Estonia, Letonia y Lituania -Andrzej Duda, Alar Karis, Egils Levits y Gitanas Nauseda-, que fueron juntos, además del primer ministro británico, Boris Johnson.

Cadáveres en la estación tras el bombardeo

Matanza de civiles en la estación de Kramatorsk