TENDENCIAS
13/08/2019 09:29 CEST | Actualizado 13/08/2019 15:50 CEST

Plácido Domingo, acusado de acoso sexual por nueve mujeres

Bailarinas y cantantes han señalado a AP que fueron objeto de acoso a partir de la década de los 80.

NurPhoto via Getty Images

Plácido Domingo ha sido acusado de acoso sexual por ocho cantantes y una bailarina, según informa la agencia Associated Press. Los hechos supuestamente se produjeron durante tres décadas a partir de finales de los 80 en compañías de ópera donde Domingo ocupaba altos cargos.

Una de las víctimas declaró que Domingo le pasó la mano por la falda y otras tres dijeron que les forzó a besarle en los labios. Los hechos habrían tenido lugar en vestuarios, habitaciones o en almuerzos de trabajo.

Según cuenta una de las cantantes a AP, Domingo le realizaba tocamientos durante las comidas de trabajo. “Un almuerzo de negocios no es nada raro, pero que alguien te coja de la mano allí o que ponga la mano sobre tu rodilla sí lo es. Siempre te tocaba de alguna manera y siempre te besaba”, señaló.

Además de estas mujeres que han denunciado el acoso, otras seis señalaron a AP que Domingo las incomodó en algún momento. Por ejemplo, una cantante señala que estuvo invitándola continuamente a citas después de contratarla para una serie de conciertos en los 90. 

Solo una de las nueve mujeres ha hecho público su nombre: Patricia Wulf, una mezzosoprano que cantaba con Domingo en la Ópera de Washington. El resto ha pedido anonimato para evitar represalias.

“Era un secreto muy conocido, que pasaba muy a menudo. Un día se acercó muy cerca a mí y me dijo: ‘Patricia, tienes que irte a casa esta noche’. Fue muy impactante y difícil para mí”, señaló Wulf en unas grabaciones recogidas por AP y reproducidas por Cadena SER

 

Por otra parte, siete de las mujeres que denunciaron acoso señalaron que su negativa a seguir a Domingo repercutieron negativamente en su carrera. Nunca fueron contratadas o nunca se materializaron los papeles que les habían prometido. 

Además, cerca de 36 profesionales del mundo del espectáculo, desde músicos hasta tramoyistas, han contado a la agencia que fueron testigos del comportamiento sexual inapropiado de Domingo y de su acoso continuado a mujeres jóvenes.

“Hay una tradición oral de advertir a las mujeres sobre Plácido Domingo”, aseguró una mezzosoprano que trabajó con él en la Ópera de Los Ángeles. Según contaron algunas mujeres, lo que le recomendaban era “evitar la interacción con él a toda costa”. Si las invitaba a comer, debían evitar el alcohol y encontrarse siempre en un lugar público, y siempre para almorzar, nunca a cenar.

Una de las mujeres relató a la agencia de noticias que tuvo relaciones sexuales con el tenor en dos ocasiones, una de ellas en el hotel Biltmore (Los Ángeles, EEUU), cercano a la ópera de la ciudad que actualmente dirige Domingo. Cuando el tenor se fue, le dejó 10 dólares y una nota en la que se leía: “No quiero que te sientas como una prostituta, pero tampoco quiero que tengas que pagar por aparcar”.

Ninguna de las mujeres aportó documentación para justificar las acusaciones, pero varias personas del entorno del espectáculo corroboraron sus acusaciones. Además, AP comprobó que efectivamente trabajaron en los lugares de los hechos y que Domingo coincidió con ellas.

“Es doloroso escuchar que algo puede haber molestado”

Domingo no ha respondido a las acusaciones sobre los incidentes, pero ha emitido una declaración a la agencia de noticias que dice:

“Las acusaciones de estos individuos no identificados que datan de hasta treinta años son profundamente preocupantes e inexactas. Aun así, es doloroso escuchar que algo puede haber molestado a alguien o haberlo hecho sentir incómodo, sin importar hace cuánto tiempo y a pesar de mis mejores intenciones. Creí que todas mis interacciones y relaciones siempre fueron bienvenidas y consensuadas. Las personas que me conocen o que han trabajado conmigo saben que no soy alguien que intencionalmente dañaría, ofendería o avergonzaría a nadie. Sin embargo, reconozco que las reglas y estándares por los cuales somos, y debemos ser, medidos hoy son muy diferentes de los que eran en el pasado. Me siento agradecido por tener el privilegio de contar con una carrera de más de 50 años en la ópera y me mantendré en los más altos estándares”.

La defensa de Pilar Jurado

Domingo no es el único que se ha manifestado sobre lo ocurrido. La soprano Pilar Jurado, presidenta de la SGAE, ha defendido a su compañero asegurando que “nunca” se ha visto en esa situación y que el cantante es “un perfecto caballero”.

“Es complicado porque yo no sé lo que ha vivido otra gente y no puedo decir si es verdad o mentira, porque no estaba allí. Pero sí puedo decir que conmigo ha sido de un perfecto caballero y la relación ha sido de afectividad absoluta”, ha señalado la soprano, quien ha trabajado en varias ocasiones junto al tenor.

Photo gallery Feminismo de la 'A' a la 'Z': todas las palabras que deberías saber See Gallery

SOMOS LO QUE HACEMOS