Qué significado tienen las zapatillas colgadas en los cables de la luz

Qué significado tienen las zapatillas colgadas en los cables de la luz

Los motivos son variados... pero haber acabado la mili ya no cuenta.

En este rincón han pasado cosas y no necesariamente buenas
En este rincón han pasado cosas y no necesariamente buenasElisa Bonomini / EyeEm via Getty Images

Es una de las escenas más peculiares para curiosos que miren hacia arriba. Especialmente en barrios de las grandes ciudades es cada vez menos raro encontrarse unass zapatillas colgadas en los cables de la luz. Obviamente, no se están secando cual tendedero tras un buen lavado, sino que es un gesto con interpretaciones muy diversas.

Los más veteranos del lugar recordarán cómo algunos soldados recién licenciados en la mili colgaban sus botas militares a modo de celebración. Pero hoy poco suelen tener que ver las motivaciones de quienes lanzan sus deportivas al tendido eléctrico.

El periódico 20 Minutos se adentra en este peculiar fenómeno surgido de EEUU hace ya mucho tiempo y especialmente popular en Latinoamérica y las culturas surgidas de esa tierra.

Así, las zapatillas en lo alto podrían significar, por ejemplo, un punto de venta de sustancias ilegales, el límite donde consumir o adquirir productos o elementos que no están en ningún mercado legal. Pero también pueden marcar una zona específica, como si fueran los mojones en los que aparecen los nombres de pueblos. Solo que esto no es para el GPS, sino para informar a otras bandas de que esta es una zona controlada por un determinado grupo.

20 Minutos también explica que este gesto puede ser un intercambio de información para los propios miembros de esas bandas, indicando, por ejemplo, que la zona marcada por las zapatillas ‘volantes’ es una zona especialmente importante o accesible para cometer delitos o celebrar encuentros. En un plano igualmente triste, otro de los potenciales significados es que sirva de recuerdo a una persona asesinada en ese punto, como ocurre en EEUU.

Pero no todo es tan negativo; también hay motivaciones más felices, como los alumnos que finalizan una carrera o un curso especial, o unos novios que, en su euforia, quieran dejar constancia de que por allí pasaron.

Por supuesto, no se puede olvidar un motivo crucial para hacer esta y casi cualquier cosa en la vida: el aburrimiento. Porque alguien aburrido puede hacer de todo... incluso dejarse las zapatillas en lo alto de un cable.