Sanidad autoriza la tercera dosis para los mayores de 40 años

El refuerzo se inoculará a los seis meses de haber completado la pauta, pero comenzará por el grupo de edad de entre 50 a 59 años.
Una profesional sanitaria prepara una dosis de la vacuna en el hospital madrileño Isabel Zendal.
Una profesional sanitaria prepara una dosis de la vacuna en el hospital madrileño Isabel Zendal.
Burak Akbulut/Anadolu Agency via Getty Images

Continúa ampliándose el rango de edad en la estrategia de vacunación para administrar las dosis de refuerzo. El Ministerio de Sanidad ha autorizado este jueves la tercera dosis para los mayores de 40 años, según ha confirmado la ministra Carolina Darias. El refuerzo, segundo pinchazo en caso de Janssen y de aquellos que han superado la enfermedad, se inoculará a los seis meses de haber completado la pauta.

No obstante, la tercera dosis que ahora estaba avalada solo para mayores de 60 años comenzará a administrarse en la cohorte de edad de 50 a 59 años. Desde el Ministerio ya habían adelantado a comienzos de esta semana que estaban estudiando ampliar el rango a mayores de 40 años con las Comunidades Autónomas.

Por otra parte, también se ha aprobado administrar dosis de refuerzo a aquellas personas menores de 60 que recibieron pauta homóloga de AstraZeneca con la misma vacuna, una cuestión que afecta fundamentalmente a trabajadores sanitarios y personal esencial como agentes de las fuerzas del orden. En este caso, recibirán la tercera dosis de AstraZeneca a los tres meses de haber completado la pauta.

Acelerar el refuerzo en un escenario de más infecciones

La decisión tomada en la Comisión de Salud Pública se ha producido en un escenario de alza de contagios a nivel global y ante el veloz avance de la variante ómicron del que ya ha alertado la Organización Mundial de la Salud (OMS).

“Sabemos que no podemos bajar la guardia”, ha explicado Darias, durante su comparecencia en la comisión en el Congreso. En este sentido, ha aludido a que la ocupación media de las camas en los hospitales de España es de un 5,2%, un indicador que se sitúa cerca del 13% en las plazas de Unidades de Cuidados Intensivos (UCI). No obstante, esta última tasa es superior ya en siete comunidades.

Con todo, la ministra ha destacado que los incrementos de contagios se están produciendo de forma más lenta que en anteriores olas. Concretamente, los porcentajes de hospitalización y de ocupación de camas UCI son tres veces menores que en la segunda, tercera y cuarta oleada. En el caso de las muertes, ese índice es hasta siete veces más bajo.

Ante el avance de ómicron

Darias también ha explicado que la variante delta continúa siendo la mayoritaria en el país, pero también ha puesto el foco en la evolución de la ómicron, con incrementos destacables en Reino Unido o Dinamarca. “Faltan datos por consolidar”, ha adelantado, para precisar que en España se han diagnosticado 40 casos en muestreos aleatorios. “Esta variante ya podría estar circulando en nuestro país”, ha afirmado.

Por este motivo, Darias ha señalado que es necesario aumentar el ritmo de la vacunación de las dosis de refuerzo, de las que ya se han administrado 10 millones. La ministra también ha adelantado que ya hay 37.755.238 ciudadanos con la pauta completa, lo que equivale al 79,6% de la población total de España.

Además, la titular de Sanidad ha recordado que la estrategia de la vacunación contra la COVID-19 en España se ha venido realizando priorizando a los más mayores y grupos de riesgo.