Sin sujetador: los beneficios de dejar libres las tetas de vez en cuando

Jennifer Aniston, Jennifer Lawrence y Melania Trump ya lo hacen.

Uno de las cosas positivas que el confinamiento por el coronavirus proporcionó a las mujeres fue la posibilidad de olvidarse del sujetador por días y días. No fueron pocas las que durante esas semanas en las que no pisaron la calle olvidaron –o decidieron olvidar– esta prenda interior en el cajón.

Pero terminó el confinamiento y llegó el buen tiempo. Entonces el sujetador volvió a ponerse en entredicho pues, además del calor, los vestidos de tirantes, tops y camiseta eran la perfecta excusa para volver a guardarlo de vez en cuando.

De vez en cuando o para siempre, que también las hay que han decidido renunciar definitivamente a las apreturas y las marcas de los tirantes.

Conclusión: la cantante Rihanna, la modelo Kate Moss y la actriz Jennifer Aniston ya no son las abanderadas de la tendencia #braless (#sinsujetador) porque cada vez son más las que prescinden de esta prenda interior dentro y fuera de casa. A ellas ahora se han unido otras famosas –incluida la primera dama de Estados Unidos–, que desafían las normas a la hora de posar en la alfombra roja o dejarse fotografiar en su día a día.

Aquí, algunas de las celebrities a las que les gusta lucir su pecho de forma natural:

'Celebrities' sin sujetador

Entre tanta liberación surgen las dudas sobre si no utilizar sostén puede ser perjudicial para los senos, desde un punto de vista estético, pues la gravedad actúa sin freno, y desde un punto de vista vista físico, pues puede producir molestias y dolor.

“Llevar sujetador es beneficioso pues evita, sobre todo, la distensión de los ligamentos de Cooper que son los que fijan la glándula a la musculatura pectoral”, aclara la cirujana plástica Concepción Pinilla. “En el caso de un pecho pequeño esos ligamentos no suelen estar muy distendidos, y además en personas jóvenes suelen ser elásticos, pero en pechos grandes pierden la capacidad de recuperar su tamaño y necesitan un refuerzo, que le damos con el sujetador”.

Confirma además la doctora que llevarlo también tiene un impacto positivo en nuestra salud porque evita dolores y molestias en el pecho y en la espalda.

Pero, ¿se puede prescindir de él de vez en cuando? “En situaciones normales hay que usarlo prácticamente siempre, en todas las actividades que realicemos, aunque de vez en cuando, por ejemplo al llegar a casa, no pasa nada por descansar”, aconseja la doctora Pinillas.

También se puede quitar a la hora de dormir porque “es mucho más cómodo y la mejoría que se experimentaría al utilizarlo no sería relevante”, apunta la especialista. Ahora, siempre hay que llevarlo a la hora de hacer ejercicio, “cuando se somete al pecho a mayor impacto, especialmente en los deportes que impliquen saltos o ejercicios aeróbicos, y cuando se practica running”.

Cierto es que los pechos pequeños tienen ventaja en esto de no llevar sostén. “En ese caso no pasa nada por liberarse de vez en cuando del sujetador”, explica la especialista pero insiste en que aún así “es imprescindible para hacer deporte”.

10 cosas que no sabías sobre el pecho femenino