Cómo saber si tu tarifa de la luz es del mercado libre o del regulado

Saber esto sobre tu factura es clave para conocer cómo te afectan los nuevos tramos y precios.
La nueva factura de la luz, que entra en vigor este 1 de junio, trae de cabeza a muchos.
La nueva factura de la luz, que entra en vigor este 1 de junio, trae de cabeza a muchos.

Ya es 1 de junio y ya está aquí la nueva y polémica factura de la luz. Ésta — dividida en horas punta, llanas y valle y en dos potencias— afecta a todos los usuarios que tengan su tarifa regulada a través del Precio Voluntario para el Pequeño Consumidor (PVPC), unos 10,7 millones de personas y pymes en España.

Como explica la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), la PVPC es la tarifa regulada por el Ministerio. Su precio cambia constantemente, ya que una parte depende de la subasta del mercado mayorista de electricidad. Cada hogar, en función de cuándo consume más o menos, tendrá su propio precio personalizado.

Quienes no estén acogidos a esta tarifa, lo están a la del mercado libre, donde el precio de la luz se paga según fija la compañía y consta en el contrato. El consumidor sabe de antemano cuánto le cuesta cada kWh que consume.

Dónde comprobar si tu tarifa es PVPC

Así, antes de ponerte a planchar o a poner lavadoras a deshora, saber si tu tarifa es PVPC o no es clave para saber de qué manera te afectan los cambios en la factura.

Esto se puede consultar en los propios recibos, donde debe figurar ‘tarifa regulada’ o ‘tarifa PVPC’ si ésta lo es. Si no, se pertenece al mercado libre. La misma información debería encontrarse en el área de clientes online de la compañía.

Otra pista para conocerlo la da el fijarse en el nombre de la empresa eléctrica, puesto que las compañías utilizan diferentes nombres en un mercado o en otro. Por ejemplo, Iberdrola se llama Iberdrola Clientes S.A.U. en el mercado libre y Curenergía Comercializador de Último Recurso S.A.U. en el regulado.

Salvo en el caso de Viesgo, en todas pondrá uno de estos tres términos: comercializadora regulada, de último recurso o de referencia.

En este listado de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) puedes ubicar si tu compañía eléctrica, según su nombre o su logo, pertenece al mercado regulado o a una comercializadora libre:

Listado de nombres y logos de las comercializadoras reguladas y libres de electricidad.
Listado de nombres y logos de las comercializadoras reguladas y libres de electricidad.

Por si quedan dudas, Consumo Responde, de la Junta de Andalucía, también recoge un listado similar con los logos que aparecen en la factura cuando ésta es de un usuario del mercado regulado:

Los cambios afectan a todos pero de distinta manera

Según la CNMC, los cambios afectan a todos los consumidores domésticos con potencia contratada igual o inferior a 15 Kw/h, sin importar si están en mercado libre o regulado, aunque de distinta manera.

A quienes tengan un contrato con PVPC, la compañía le empezará a aplicar los nuevos precios establecidos según los términos de potencia y los nuevos tramos horarios, que son los siguientes:

Si perteneces al mercado libre, tu comercializador debe adaptar el precio del contrato para incorporar la diferencia de costes regulados, pudiendo optar entre:

  • Adaptar el precio del contrato a los nuevos periodos de energía y potencia o
  • Mantener los tramos de precios que se tuvieran acordados previamente en el contrato (precio fijo todo el día, precios diferentes entre semana/fin de semana, etc), trasladando al precio la diferencia de costes que resultaría para su perfil de consumo.

Como recuerda, la comercializadora está obligada a comunicar estos cambios con la suficiente antelación.

Ocho consejos para ahorrar

La CNMC da ocho recomendaciones para intentar ahorrar con la nueva factura:

  • Evita simultanear consumos. Es decir, intenta no encender varios aparatos a la vez, lo que te permitirá ajustar la potencia contratada.
  • Infórmate sobre cuánto consume cada electrodoméstico (viene indicado en las especificaciones técnicas del aparato)
  • Si tienes acumuladores nocturnos, aumenta la potencia contratada en el periodo de valle para cargar en un periodo más corto (el valle de lunes a viernes se reduce de 14 horas a 8 horas).
  • Instala iluminación LED o bombillas de bajo consumo.
  • Vigila el stand-by. Apaga los equipos eléctricos que quedan suspendidos, como la tele o el ordenador, y desenchufa el cargador del móvil cuando no lo estés cargando.
  • Aprovecha las horas de luz para reducir el coste de la iluminación y de la calefacción en invierno.
  • Apaga las luces cuando no la estés usando.
  • En la medida de lo posible, intenta comprar electrodomésticos eficientes.