La sencilla rutina que debes seguir cuando recibes un paquete 'online' para evitar el coronavirus

También sirve para cuando vuelves de la compra.

Recibir paquetes en casa está a la orden del día. Las compras online están disparadas desde que empezó el confinamiento. Ya en el primer momento aprendimos los pasos a seguir cuando llega un envío a casa, aunque ninguno tan sencillo y eficaz para evitar la propagación del coronavirus como la reciente recomendación de investigadores británicos de Bath, Bristol y Southampton.

Se trata de dejar los paquetes en cuarentena y no abrirlos ni tocarlos durante 72 horas, tres días, que es el tiempo máximo que el virus SARS-CoV-2 sobrevive las distintas superficies. Así se garantiza que si el paquete entró previamente en contacto con alguien con Covid-19, el virus no esté activo cuando lo vayamos a manipular.

La recomendación de Dejar morir al virus forma parte de la lista de consejos preventivos englobados en la web Germ Defence, del Servicio de Salud Pública de Reino Unido. “Si puedes esperar tres días, el riesgo de contraer el virus es mínimo”, apuntan.

Según estos expertos, el virus pierde carga viral a medida que pasan los días. Manipular el envío 48 horas después de recibirlo no sería tan peligroso, aunque en casos así recomiendan lavar los productos con un desinfectante.

Uno de las más eficaces para mantener a raya al coronavirus es el uso de agua y lejía. La fórmula sería:

200 mililitros de lejía (un vaso) + 10 litros de agua (cubo)

El confinamiento de las compras online, no válido para si se reciben alimentos frescos, se puede aplicar también con los productos no perecederos que adquiramos en supermercados u otra clase de tiendas.

Los cartones de leche, las botellas de aceite o las latas de conservas, por ejemplo, pueden pasar esa cuarentena preventiva, como también los libros o los medicamentos que adquiramos en las farmacias.

Es un ejercicio de contención, pero también un ejercicio muy eficaz de prevención.

12 rincones de casa que deberías limpiar con más frecuencia