Un enfermero da tres consejos claves para evitar riesgos por la calima

España se ha levantado este martes como si fuera Marte.
Valencia, convertida en Marte por la calima.
Valencia, convertida en Marte por la calima.
Getty Images

Media España ha amanecido este martes cubierta de una capa de barro en las calles y partículas de polvo en suspensión, debido a la calima que ha llegado a la Península desde el Sáhara.

Como si fuera Marte, la arena del desierto ha hecho que los paisajes de la España más afectada hayan adoptado un tono naranja u ocre.

La calima, que alcanzó las zonas del sur y del Levante este lunes, se ha extendido a buena parte del resto del territorio el martes, tal y como avanzó la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet).

Además, la AEMET señaló que lo más significativo de la entrada de polvo en suspensión “es que empeora la calidad del aire”.

“El martes está previsto que alcance niveles muy desfavorables, e incluso extremadamente desfavorables, en algunas zonas de España. Se debe, fundamentalmente, a la presencia de partículas muy pequeñas en suspensión (inferiores a 10 micras, e incluso a 2,5 micras)”, explicó.

Por ello, es importante protegerse cuando se salga a la calle para evitar respirar el menor número de partículas posibles.

Viendo este mapa de la previsión para el miércoles que cuelga. El divulgador sanitario Héctor Castañeira, conocido popularmente como Enfermera Saturada, ha querido dar tres recomendaciones en su perfil de Twitter para reducir riesgos.

El enfermero ha aconsejado usar las mascarillas en exteriores y tener cuidado a la hora de hacer deporte al aire libre. “Las personas con problemas respiratorios que salgan solo lo imprescindible. No es el virus, es toda esa arena del desierto en suspensión”, ha añadido.

También es importante mantener las puertas y ventas cerradas para evitar que entre a interiores, así como limpiar las superficies con paños que estén húmedos, tal y como informó la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias.

Además, es importante evitar el hecho de dejar comida o bebida en exteriores o cerca de las ventanas.