BLOGS
29/05/2015 07:17 CEST | Actualizado 29/05/2016 11:12 CEST

Del 'tic, tac, tic, tac' al 'toc, toc, toc, toc' o cuando el azul comienza a desteñir

comidaLos toques que el ciudadano ha dado en las puertas de ayuntamientos y gobiernos autonómicos para abrirlas de par en par. No ha hecho falta tirarlas abajo; tampoco la presencia de antidisturbios y bomberos para ejecutar el desahucio que está al caer; mucha voluntad y unas sencillas hojas de papel han sido suficiente para invitar al cambio de domicilio.

La cosa está clara: el famoso 'tic, tac, tic, tac' se ha convertido en 'toc, toc, toc, toc', los toques que el ciudadano ha dado en las puertas de ayuntamientos y gobiernos autonómicos para abrirlas de par en par. No ha hecho falta tirarlas abajo; tampoco la presencia de antidisturbios y bomberos para ejecutar el desahucio que está al caer; mucha voluntad y unas sencillas hojas de papel han sido suficiente para invitar al cambio de domicilio.

El azul que teñía los gobiernos del país se diluye y comienza a desteñir. Tan sólo se mantiene inalterable en el logo de Decatlón, porque en política no ha resistido ni el paso del tiempo ni su propia arrogancia, y las gaviotas, que hasta hace unas horas volaban en business, han pasado a volar en picado, a pesar del número de votos cosechado. Habrá que ver si hay cajas suficientes para tanto traslado que se avecina.

Hoy es día de resaca electoral, en los despachos, en la Bolsa y en la ciudadanía. Resaca de chinchón, gin tónic o Priorato, que tanto da. Resaca de celebración. Los Madriles han tomado el mundo por Carmena y recobran la esperanza, la auténtica. Los valencianos han confiado en 'despeRita', y lo que se da sí se quita. Y en Barcelona, las (h)Adas toman el poder, y por fin, un cuento tiene final feliz.

'Toc, toc, toc toc' ¿Se puede llamar más fuerte? Bienvenido el cambio. Que así sea.

Creo que para seguir con la fiesta o pasar el mal trago trago, nada mejor que unas sopas de ajo: Sopas 'Toc, toc, toc, toc', las sopas del cambio. Una versión renovada de un plato de los de siempre, sencillo, nutritivo y delicioso. Un plato, que además de estar buenísimo y ser remedio natural antiresaca, encierra en sus ingredientes el secreto metafórico de su significado: ajo y agua.

Que lo disfrutes y a por todas.

NECESITARÁS (para 4 personas)

  • 1 l de agua.
  • 4 cucharadas de aceite.
  • 4 o 5 diente de ajo.
  • 6 rebanadas de pan del día anterior.
  • 1 cucharadita de pimentón dulce DO de la Vera.
  • 30 g aproximadamente de chorizo dulce.
  • 100 g de jamón serrano.
  • 4 huevos.
  • Sal.

ELABORACIÓN

  1. Calentamos en una cazuela el aceite y añadimos los ajos cortados. Cuando están dorados, añadimos el chorizo y el pan en trocitos, damos unas vueltas y añadimos el pimentón (retira la cazuela del fuego para que no se queme y remuévelo todo bien para que los ingredientes se impregnen con su sabor). Volver a colocar al fuego, añadir el agua caliente, sal al gusto y dejar cocer unos 10-12 minutos. Pasamos por la batidora y reservamos.
  2. Cortar el jamón en trocitos pequeños y sofreír en unas gotas de aceite para que queden crujientes.
  3. Cogemos una taza y ponemos papel transparente por dentro, dejando el suficiente para poder anudar o hacer un paquetito posteriormente. Echamos una gotilla de aceite e impregnamos el interior, cascamos el huevo, añadimos sal y cerramos con cuidado de que quede perfectamente anudado y no se salga, e introducimos en una cazuela de agua hirviendo durante cuatro minutos. Pasado ese tiempo, sacar del agua con una cuchara o espumadera, e introducir en agua fría un momento para parar la cocción. Retirar del paquete y reservar.
  4. Emplatado: en plato hondo, poner unas cucharadas de sopas de ajo, y sobre la misma, el huevo poché y unas virutas crujientes de jamón.
Umm, espectaculares, muy económicas y deliciosas.

NOTA

Al huevo puedes añadirle pimienta o la aromática que más te guste al hacerlos. El choricillo de las sopas es opcional, pero le da un plus de sabor que le viene que ni pintado.

MÚSICA PARA ACOMPAÑAR

Para la elaboración: Cien gaviotas, Duncan Dhu

Para la degustación: Se acabó, María Jiménez

VINO RECOMENDADO

Señorío de los Llanos, Crianza 11. DO Valdepeñas

DÓNDE COMER

Son unas sopas ideales para el día después, para comer preferentemente en ropa cómoda o en chándal, relajado y rodeado de amigos con los que seguir comentando las noticias más destacadas de la resaca electoral.

QUÉ HACER PARA COMPENSAR LAS CALORÍAS

Date una vuelta y te despejas, y no seas tan gandul. Tampoco muy larga, son sopas, pero levántate y anda, que tú también...

ESPACIO ECO