BLOGS
30/01/2013 17:50 CET | Actualizado 01/04/2013 11:12 CEST

5 motivos por los que el Madrid ganará el Clásico

La afición culé está crecida y presenta sus cinco motivos por los que el Barça ganará el Clásico. Pero al madridismo le da igual. No importa la distancia en Liga, que la vuelta sea en el Camp Nou o que las bajas asolen la defensa blanca. Hay razones para creer en al victoria.

Un Clásico es un partido impredecible, esa es su magia. No importan las rachas, las lesiones o las dinámicas de uno u otro conjunto. De nada valen los pronósticos o las estadísticas, importa sólo lo que durante 90 minutos decidan los dioses del fútbol.

La afición culé está crecida y presenta sus cinco motivos por los que el Barça ganará el Clásico. Pero al madridismo le da igual. No importa la distancia en Liga, que la vuelta sea en el Camp Nou o que las bajas asolen la defensa blanca. Hay razones para creer en al victoria. Por lo menos, las cinco siguientes.

5. Una plantilla de garantías

El Madrid llega al Clásico con importantes ausencias, sobre todo en una línea defensiva muy mermada que deberá ser capaz de frenar al equipo más goleador de Europa. La baja de Casillas es, sin duda, la más sonada. Sin el capitán blanco el Madrid pierde a uno de sus grandes referentes en los Clásicos. Tampoco estarán Pepe, siempre protagonista en estos partidos, Ramos o Coentrao.

Sin embargo, Mourinho tiene a su disposición la que posiblemente sea la mejor plantilla del mundo. Ante las ausencias de Pepe, Ramos o Coentrao, el Madrid puede alinear a Carvalho, Albiol o Varane. Los tres han cumplido con sobresaliente en todas y cada una de sus participaciones esta temporada. Incluso podría jugar un Marcelo que poco a poco va cogiendo el ritmo. Y ante la inesperada falta de Casillas el Madrid ha reaccionado con un fichaje de garantías.

4. Vuelve el rodillo

Es innegable que el comienzo de temporada blanco fue decepcionante. En apenas cinco jornadas los de M0urinho dejaron escapar punto tras punto hasta verse con una diferencia absurdamente abultada respecto al líder. El juego de los madridistas en nada recordaba al poderoso equipo que dominó con mano de hierro la temporada anterior.

Pero las vacaciones parece que sentaron bien a los pupilos de Mourinho y en estos inicios de 2013 se ha vuelto a ver a aquel equipo dominador. Fe de ello pueden dar algunas de sus víctimas: Celta, Getafe o, el que más lo sufrió, el Valencia. No en vano, los blancos llevan 20 goles a favor en los últimos 7 partidos, 14 de ellos en sólo 5 partidos en casa. Los Reyes Magos trajeron goles.

3. Precedentes cercanos

A pesar de la innegable diferencia en la trayectoria de Madrid y Barça en lo que va de temporada, los precedentes de los últimos enfrentamientos directos entre ambos equipos muestran una igualdad máxima. Sin ir más lejos, el último cara a cara entre madridistas y culés se saldó con un empate a 2 en el Camp Nou. Fue en el partido de Liga y con una espectacular exhibición de las superestrellas de ambos conjuntos.

La igualdad también marcó la Supercopa de España. Al 3-2 de la ida, en el que ambos equipos se perdonaron la vida en varias fases del encuentro, le sucedió un 2-1 en el Bernabéu que otorgó el trofeo al equipo madrileño. Así, en los tres encuentros que se han disputado esta temporada suman un empate, una derrota y un triunfo cada uno, con 6 goles a favor y otros 6 en contra.

2. Necesidad

"La Liga es imposible" sentenció Mourinho hace unas jornadas. Desde luego, los 15 puntos que separan a madridistas y culés parecen un muro infranqueable, pese a que aún queden 51 en juego. Así pues, a los blancos les toca apretar los dientes en el resto de competiciones para salvar la temporada.

A los grandes jugadores les motivan los retos y la Copa del Rey está al alcance de los blancos, pero necesitarán doblegar primero a su eterno rival para llegar a la final. ¿Qué mejor estímulo?

1. Cristiano

Siempre Cristiano, ¿quién sino? A pesar de convulso inicio de temporada de los madridistas, Cristiano ha dado siempre la cara. Con mayor o menor acierto en algunos tramos, el portugués ha mostrado un compromiso mayúsculo con el equipo blanco. Y encima, volvió de las vacaciones navideñas como un tiro: lleva 10 goles en lo que va de año.

Pero es que, además, el crack luso se ha convertido en el azote del Barça en los últimos Clásicos. Cristiano ha respondido a aquellos que le acusaban de no rendir en partidos grandes y suma a estas alturas 6 partidos consecutivos marcando frente al Barça, para un total de 7 goles. ¿Quién dijo miedo?