BLOGS
29/10/2015 07:25 CET | Actualizado 28/10/2016 11:12 CEST

30 cosas que puedes decirle tanto a tu hijo como a tu amigo borracho

580280139Los niños pueden ser criaturas irritables, cabezotas e hipócritas. A veces me recuerdan al típico amigo borracho. Ambos son una realidad. Y a ambos puedes decirles cosas como: se hace pis en el baño, no en la calle; señalar es de mala educación; ya te aviso yo cuando lleguemos...

karen osdieck via Getty Images
Silly toddler putting spaghetti on head at messy table

Los niños pueden ser criaturas irritables, cabezotas e hipócritas. En ocasiones, educarles me recuerda a hacerse cargo de un amigo borracho. Un amigo borracho que vive contigo y que nunca se va. Sin embargo, tanto los niños como los amigos irresponsables son una realidad.

A continuación podrás leer 30 cosas que puedes decirle tanto a tu hijo como a tu amigo borracho:

  1. No te puedes dormir aquí. Vete a la cama.
  2. Si un desconocido te da comida, no te la comas.
  3. No te toques tus partes en público.
  4. Se hace pis en el baño, no en la calle.
  5. Mastica con la boca cerrada.
  6. No te hurgues la nariz.
  7. No voy a poner esa canción otra vez. Ya la hemos oído quince veces. Ponte los pantalones.
  8. No te metas eso a la boca.
  9. No te quedes mirando fijamente a la gente.
  10. Sí, son tetas, pero no se tocan.
  11. Sí, lo sé, "tiramisú" es una palabra muy graciosa.
  12. Termínate toda la comida.
  13. Deja de mirarme así.
  14. Se lo voy a decir a tu padre.
  15. No hace falta que digas en voz alta todo lo que estás pensando.
  16. Deja las manos quietas.
  17. Señalar es de mala educación.
  18. Ve a lavarte las manos.
  19. ¿De verdad crees que por llorar vas a conseguir algo?
  20. Dame la mano cuando estemos en el parking, que te puede atropellar un coche.
  21. Ya no me queda más dinero, así que deja de pedirme cosas.
  22. Sé que te había dicho que íbamos a comer helado, pero se nos ha hecho tarde.
  23. Por favor, no te revuelques en el césped, que te vas a manchar la ropa.
  24. Es la última vez que te digo que te sientes. SIÉNTATE.
  25. Por favor, no me vuelvas a preguntar si hemos llegado ya. Yo te aviso cuando lleguemos.
  26. ¿Quieres sentarte en mi regazo?
  27. No digas palabrotas.
  28. No se pega. Pegar está mal.
  29. ¿Te haces pis?
  30. Te dije que te sentaras aquí. ¿Por qué te has movido? Tienes que avisarme cuando te vayas a otro sitio.

La próxima vez que tengas que hacerte cargo de un amigo borracho, recuerda por qué le quieres. Sé paciente y ayúdale. Probablemente no lo recuerde a la mañana siguiente, pero, igual que un hijo, necesita tu cariño.

Meredith, madre de tres hijos, trabaja desde casa y escribe sobre la faceta inapropiada del matrimonio y de ser madre en su blog That's Inappropriate. Síguela en Facebook y en Twitter.

Este post fue publicado originalmente en la edición estadounidense de 'The Huffington Post' y ha sido traducido del inglés por Lara Eleno Romero

NUEVOS TIEMPOS