BLOGS
20/06/2013 07:31 CEST | Actualizado 19/08/2013 11:12 CEST

Fumadores y nudistas, patronos inesperados de los canes

Leo que el BNG reclama espacios nudistas y para mascotas para las playas de Barreiros. No sé si lo conseguirán, pero aprovecho su iniciativa para agradecer a dos colectivos todo lo que han hecho por facilitar la integración de los canes en la vida urbana -y playera- sin ni siquiera saberlo.

Leo que el BNG reclama espacios nudistas y para mascotas como atractivo que diferencie las playas de Barreiros. No sé si lo conseguirán, me parecería espléndido, pero aprovecho su iniciativa para agradecer a dos colectivos todo lo que han hecho por facilitar la integración de los canes en la vida urbana -y playera- sin ni siquiera saberlo o buscarlo.

Los fumadores empedernidos y los nudistas han conseguido más, mucho más, por los perros que incontables peticiones, manifestaciones y reuniones con políticos políticamente correctos.

Seguro que muchos otros dueños de perro se han percatado. De un tiempo a esta parte, en todas las ciudades españolas, incluso en aquellas en las que la lluvia es la fiel compañera a lo largo de incontables meses, han surgido terrazas cubiertas por doquier. Con frecuencia son espacios relativamente agradables en los que suele haber hasta calentadores tipo seta para poder sentarse en el exterior también en invierno.

Esta moda le facilita la vida diariamente a muchos humanos perrunos, a esos a los que les gusta darse un paseíto con el can y luego aprovechar para tomar unas cañas con los amigos o leer la prensa con un café sin tener que volver a casa a dejar al perro.

Y, evidentemente, la razón de tal proliferación no es que haya aumentado el número de mascotas en España, que lo ha hecho, o que el lobby dog friendly haya logrado convencer a miles de dueños de bares. No, la razón es que los fumadores -y consumidores de cafés y cañas- necesitan un espacio para seguir consumiendo mientras siguen fumando desde que la Ley antitabaco les sacara de los bares.

Así que, ¡gracias, señores fumadores!

Y menos mal que las Ordenanzas Municipales en muchas ciudades ya sí recogen la posibilidad de que los perros puedan estar dentro de un bar o restaurante si el dueño del local así lo decide y lo indica en la puerta.

Y en verano a los que tenemos que dar las gracias, como bien parece haber captado el BNG, es a los nudistas. Si no fuera por ellos, muchos canes nunca habrían pisado la playa en agosto.

En temporada alta, el 90% del litoral es territorio vetado a los perros. Sólo hay un puñado de playas en las que se permita a los canes estar con sus dueños: la playa de la Sal, la Rubina, Bocabarranco...

Incluso llega a estar prohibido pasear con perro por el paseo marítimo y las multas, en general, son considerables.

De ahí que las pistas que suelen pasarse de boca a oreja entre dueños de perros sean prácticamente idénticas independientemente de la zona costera a la que se refieran: "Sí, está prohibido, pero si te alejas y vas a la zona en la que ya no hay chiringuitos, ahí no suele haber problemas. Normalmente no hay policías por allí. Tienes que ir a la playa nudista, es gente más tolerante".

Así que, ¡gracias, señores nudistas!

Y, señores políticos, ¿en serio que habiendo más de 3.000 km de costa en España no es posible habilitar más espacios en los que se pueda estar con perro?

Piensen en los bolsillos de todos esos Ayuntamientos. Somos clientes en potencia, tanto los dueños de canes que prefieren viajar con ellos como los turistas que visitan España junto a sus perros. Ambos son más felices cuando pueden darse un chapuzón con sus mascotas, cuando pueden sentarse en un bar junto a su perro. Y la gente feliz gasta más. Ahí les dejo la idea.

PD: Una versión de este post se publicará en SrPerro.com, http://www.srperro.com, la primera guía dog friendly de España.

EL HUFFPOST PARA VODAFONE