Una de estas ardillas es real y la otra está creada con IA, ¿eres capaz de adivinar cuál es cuál?

Una de estas ardillas es real y la otra está creada con IA, ¿eres capaz de adivinar cuál es cuál?

¿Eres un fanático de los animales? Demuéstralo con este pasatiempo visual.

Una de las ardillas es real y la otra está generada por IA

¿Te apetece pasar un rato ameno y divertido? Desde Huffpost España te proponemos un pasatiempo rápido que puedes compartir con familiares y amigos si te apetece. El reto es muy sencillo: ¿ves las dos imágenes de arriba protagonizadas por ardillitas? Una es real, y posiblemente te la puedes encontrar si paseas por su bosquecillo otoñal, mientras que la otra ardilla la hemos hecho con el motor de creación de imágenes de inteligencia artificial de Microsoft. O, siendo más breves: no es real.

¿Sabrías discernir cuál es cuál? Mientras te lo piensas, vamos a ofrecerte datos curiosos sobre las ardillas. Una vez lo tengas claro, baja al final de este pasatiempo para descubrir la resolución del reto visual.

Curiosidades sobre las ardillas

(sí: lo que viene a continuación es un vil relleno para que no veas la solución por accidente)

Existen numerosas variedades de ardillas, y su tamaño puede variar significativamente. La más diminuta es la ardilla pigmea de África, que alcanza una longitud de entre 7 y 13 cm y tiene un peso de apenas 10 gramos. Por otro lado, la ardilla gigante de la India es la más grande que se conoce. Puede llegar a medir hasta 1 metro y pesar cerca de 2 kg. ¡Imagina el tamaño de esa ardilla! De hecho, es aproximadamente siete veces más grande que su contraparte más pequeña.

Además, las ardillas poseen cuatro incisivos que no dejan de crecer durante toda su vida, creciendo alrededor de 15 cm anualmente. Esto es vital para mantener sus dientes afilados y resistentes frente al constante roer de nueces y otros materiales.

Las ardillas son aprendizas natas. Un experimento realizado por la Universidad de Exeter reveló que las ardillas grises son rápidas aprendiendo y capaces de modificar sus estrategias para optimizar la búsqueda de alimento. Durante la investigación, se diseñó un experimento con una caja que incluía 12 pozos, de los cuales solo cuatro eran profundos y contenían avellanas escondidas en posiciones diagonales opuestas. Este diseño demostró que el método menos eficiente de búsqueda era el secuencial, mientras que el método más efectivo consistía en un enfoque "integrado" donde las ardillas solo inspeccionaban los pozos con alimentos. Las cinco ardillas participantes fueron entrenadas previamente para manejar adecuadamente la caja utilizando sus patas o dientes. Todas mostraron una notable mejora en su capacidad para adaptarse y optimizar su comportamiento con cada intento.

Solución al enigma

¿Crees que ya has descubierto cuál de las ardillas es real y cuál es una creación por cortesía de la IA? Pues allá va la resolución: la ardilla de la izquierda es real (sacada del banco de imágenes de Getty) mientras que la de la derecha la hemos creado con mayor o menos acierco con Copilot.

Aquí tienes la ardilla real en todo su esplendor:

Ardilla real

Y aquí tienes su hermana, la ardilla virtual:

Ardilla generada por IA
Espacio Eco
Un proyecto de Ecoembes

Si te lo has pasado bien, o crees que algún amigo o familiar puede acabar picando con este pasatiempo, no olvides compartir este divertimento. ¡Seguro que al menos las ardillitas te lo agradecerán!