INTERNACIONAL
01/06/2012 09:22 CEST | Actualizado 01/06/2012 09:22 CEST

Christine Lagarde lamenta que sus palabras sobre Grecia fueran "malinterpretadas"

La directora gerente del FMI, Christine Lagarde, lamenta que sus declaraciones sobre Grecia fueran 'malinterpretadas y causaran ofensas', y reitera su 'gran respeto' por el pueblo griego, afirmó hoy Gerry Rice, portavoz de esa entidad multilateral.

'Esa no era la intención. La directora gerente y el Fondo siempre han dicho que tienen un gran respeto por Grecia y los sacrificios que muchos están haciendo para superar la crisis económica', afirmó Rice en su rueda de prensa quincenal.

De este modo, salía al paso de las duras críticas vertidas contra Lagarde desde Atenas después de que en una entrevista el fin de semana pasado a The Guardian pidiese a los griegos que paguen sus impuestos y admitiese estar más preocupada por la situación en el África subsahariana que en la eurozona.

'En los últimos años, el FMI ha realizado grandes esfuerzos para ayudar a Grecia para afrontar esta crisis, somos profundamente conscientes de que Grecia continua enfrentando enormes y difíciles desafíos', agregó Rice.

Grecia ha recibido dos plan de ayuda financiera internacional por parte de la 'troika' -Banco Central Europeo (BCE), Comisión Europea (CE) y FMI-, condicionados a duras medidas de austeridad que han provocado la caída del gobierno de Atenas.

El país heleno acude el próximo 17 de junio a las urnas tras fracasar los últimos esfuerzos para formar una coalición gubernamental.

Rice agregó que 'continuamos pensando que si todos las partes cumplen con sus responsabilidades y las políticas adecuadas son aplicadas, Grecia puede salir de esta situación'.

Sobre la cuestión de los impuestos, el portavoz del Fondo afirmó que 'es muy importante que el ajuste en Grecia sea justo y equitativo, eso significa que todo el mundo cumpla con su parte justa en los impuestos, incluidas las rentas altas'. 'Por eso, la mejora de la administración tributaria es una prioridad fundamental', agregó.

El FMI ya ha anunciado que no retomará las conversaciones con Atenas hasta que se haya formado un nuevo Gobierno.

Antes de esta disculpa oficial, la propia Lagarde pidió perdón a través de su Facebook:

"Como he dicho muchas veces antes, tengo mucha simpatía a los griegos por los retos que están encarando. Por esa razón el FMI está apoyando a Grecia en su esfuerzo por superar esta crisis y volver a la senda del crecimiento económico, la creación de trabajo y la estabilidad. Una parte clave del esfuerzo es que cada uno soporte la parte justa de esa carga, especialmente los más privilegiados y, especialmente, en términos de pago de impuestos. Eso era lo que quería destacar cuando hablé con The Guardian"

ESPACIO ECO