NOTICIAS
05/07/2012 13:48 CEST | Actualizado 05/07/2012 13:48 CEST

Sanidad confirma tres nuevos casos de Legionella en Madrid

Zipi / EFE

La Consejería de Sanidad confirmó en la mañana de este jueves la detección de tres nuevos infectados por Legionella en Móstoles, en Madrid.

Estos se suman a los 25 posibles casos notificados en los días anteriores, de los cuales 13 ya están confirmados mediante la analítica de orina. El resto, 16 en total, presentan posibles síntomas de la enfermedad y están siendo atendidos en diversos hospitales de la Comunidad, según ha informado la Consejería, que activó el pasado 27 de junio el protocolo de control y vigilancia para evitar posibles nuevos contagios.

Los afectados son 20 hombres y ocho mujeres con edades comprendidas entre los 35 y los 87 años. El primer caso se diagnosticó el pasado 12 de junio y el último 1 de julio.

Sanidad continúa realizando las investigaciones e inspecciones en los alrededores del polígono mostolense. De hecho, los inspectores procederán a revisar dos zonas cercanas al restaurante La Marisquería Moreno II, en el polígono industrial, que tras pasar las pruebas sanitarias sigue abierto, según ha declarado el dueño del local.

Hasta el momento, se han realizado 19 inspecciones en la zona y alrededores del polígono donde se encuentra el restaurante, tomándose 14 muestras que han sido remitidas al Laboratorio de Salud Pública.

A los pacientes afectados por el foco de Móstoles se unen otros cinco posibles contagiados en contagios constatados en pasadas fechas, que pudieron haber contraído por ciudadanos residentes en Madrid en el hotel Diamante Beach de Calpe (Murcia).

¿QUÉ ES LA LEGIONELLA?

El origen de esta enfermedad se encuentra en la bacteria Legionella pneumophila, un microorganismo intracelular. No se contagia de persona a persona.

La legionella o legionelosis suele presentarse como infección pulmonar o cuadro más limitativo que es la fiebre de pontiac.

El período de incubación es de entre 8 a 10 días.

La evolución suele ser favorable, aunque en algunos casos puede ser grave, necesitar tratamiento médico incluso hospitalización.

¿CÓMO COMBATIRLA?

Según el protocolo de Servicio de Epidemiología de la Dirección General de Atención Primaria, es necesario identificar los focos de la enfermedad y buscar la posible relación entre los pacientes afectados (como su lugar de residencia, o zonas frecuentadas).

También contempla la inspección de las instalaciones de riesgo para verificar sus condiciones higiénico-sanitarias, fundamentalmente torres de refrigeración o sistemas de refrigeración evaporativa, que suelen ser el foco de la enfermedad.

El posible afectado debe acercarse a algún centro de salud u hospital para ser tratado lo antes posible y recibir los cuidados necesarios para combatir la enfermedad.