POLÍTICA
07/07/2012 17:05 CEST | Actualizado 07/07/2012 17:09 CEST

José Antonio Griñán, reelegido al frente del PSOE andaluz con el 71% de los apoyos

EFE

José Antonio Griñán fue reelegido como secretario general del PSOE andaluz con el 71% de los votos de los delegados que asisten este fin de semana en Almería al XII Congreso Regional del partido, lo que supone un rechazo del 29%.

Griñán logra este respaldo después de que este viernes recibiera algunas objeciones y reproches a su gestión durante los dos últimos años por parte de algunos sectores críticos, especialmente de las provincias de Córdoba, Málaga, Sevilla, Cádiz y Jaén. Estas críticas no impidieron que el informe de gestión presentado por Griñán fuera aprobado por el 95,56% de los votos, algo que el propio líder socialista reconoció que "no está mal" a su llegada al Palacio de Congresos de El Toyo, donde se celebra el Congreso.

Griñán revalidó el liderazgo pese a acudir al cónclave con un balance de tres derrotas electorales en la comunidad (municipales, generales y autonómicas), especialmente en los comicios andaluces del 25 de marzo en los que el PSOE andaluz registró unos 650.000 votos menos que cuatro años antes. Aún así, consiguió mantener el Gobierno andaluz en coalición con IU, lo que le reforzó como líder.

Griñán llegó a la Secretaría General del PSOE andaluz en marzo de 2010, cuando asumió el liderazgo en un congreso extraordinario que puso fin a la "bicefalia" del partido con su predecesor en la Presidencia de la Junta de Andalucía, Manuel Chaves. La incorporación de este último al Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero como vicepresidente tercero y ministro de Política Territorial situó a Griñán al frente de la Junta, pero no del partido, cuya Secretaría General continuó un año más en manos de Chaves, una situación que quedó solventada en el Congreso Extraordinario de marzo de 2010.

"COHERENCIA Y HONRADEZ"

El mandatario socialista animó a los militantes y dirigentes del PSOE a transformar el pesimismo en optimismo y les pidió que sean un ejemplo de "coherencia, honradez, trabajo e ilusión", aunque también les instó a "dejarse la piel" y a actuar con "buen talante".

"Cuanto más difícil es una empresa más voluntad hay que poner", recordó el socialista, que situó el principal objetivo del partido en "ser el primero de Andalucía, en liderar esta tierra compartiendo los problemas de la gente".

RESPONSABLEMENTE