POLÍTICA
11/01/2013 08:32 CET | Actualizado 12/03/2013 10:12 CET

La empresa para la que trabaja el exconsejero de Sanidad Güemes gestiona los análisis clínicos que privatizó

Flickr: SeedRocket_

El exconsejero de la Comunidad Juan José Güemes está haciendo buen negocio de la privatización de la Sanidad. Unilabs, la empresa sanitaria en la que trabaja desde el pasado agosto, se ha hecho con la gestión del servicio de análisis clínicos en seis hospitales públicos madrileños y los 49 centros de salud, 107 consultorios y cien residencias de ancianos que dependen de ellos.

El área de influencia de esta red abarca 1.200.000 habitantes y tiene un coste para la consejería de Sanidad dee 16 euros por habitante.

Según ha avanzado la Cadena Ser, fue el propio Güemes el que se encargó de privatizar este servicio cuando era responsable de la Sanidad madrileña, entre 2008 y 2010, siendo presidenta madrileña Esperanza Aguirre.

Güemes, que está casado con Andrea Fabraen 2008 reconoció que la Sanidad podría ser “un gran negocio”, abandonó la consejería en 2010 de forma voluntaria para presidir el Centro Internacional de Gestión Emprendedora de IE Business School.

El pasado noviembre, la empresa a la que asesora Güemes, integrada en el grupo Capio, adquirió por cinco millones de euro el 55% la UTE BR Salud, adjudicataria desde 2009 del servicio público de análisis clínicos de los hospitales Infanta Cristina, Infanta Sofía, Infanta Leonor, Sureste, Henares y Hospital del Tajo. La concesión fue aprobada por el propio Güemes en 2009, cuando era consejero.

GONZÁLEZ SALE EN SU DEFENSA

El presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, ha salido en defensa de Güemes y ha matizado que Unilabs se presentó a un concurso para la gestión de los análisis clínicos cuando Güemes era consejero de Sanidad, pero no lo ganó. Ha sido cuando el adjudicatario realizó una oferta de venta cuando Unilabs se hizo con la gestión.

En una entrevista en TVE, González ha atribuido las informaciones a la intención de “azuzar” y ha recordado que Güemes dejó la consejería de Sanidad hace cuatro años y que la ley de incompatibilidades sólo exige que pasen dos años para dedicarse a funciones en el mismo sector.

LA EMPRESA LO NIEGA

Por su parte, la empresa Unilabss, a través de un comunicado, ha tildado de "tendencioso y torticero" relacionar a Güemes con su entrada en la UTE de laboratorios del sur.

Unilabis asegura que, cuando la Comunidad de Madrid convocó en 2008 el concurso para la gestión del laboratorio ubicado en el Hospital Infanta Sofía, la empresa se presentó y no resultó adjudicataria. Fue en noviembre de 2012, según el comunicado, cuando mediante transacción privada adquirió el 55% de la participación que uno de los laboratorios que ganaron el concurso de 2008 tenía en la UTE.

De este modo, la empresa trata de explicar que no hubo "ninguna adjudicación, ni concurso, ni contrato", sino "un acuerdo". En este sentido, Unilabs cree "absolutamente intolerable" deducir "la más mínima actuación irregular y no acorde a la legislación vigente". Por último, afirman que nunca han celebrado ningún contrato con la Consejería de Sanidad cuando Güemes era su responsable máximo.

LA MADRE DEL CORDERO

Desde Izquierda Unida, su portavoz parlamentario, José Luis Centella, ha pedido al Gobierno central que se pronuncie sobre este caso ante la sospecha de que Güemes incurra en una "incompatibilidad" y en un "conflicto de intereses".

Para Centella, esto es "la madre del cordero de la batalla que se está librando en la Comunidad de Madrid" entre profesionales sanitarios y Ejecutivo regional por la privatización sanitaria. El diputado considera que el objetivo del PP es "convertir un derecho en un negocio que luego tiene nombre y apellidos" y que "se sustituye el pelotazo urbanístico que ya no se puede dar por el pelotazo de las compañías sanitarias".

SOMOS LO QUE HACEMOS