ECONOMÍA
12/02/2013 13:22 CET | Actualizado 14/04/2013 11:12 CEST

El Supremo anula parte del indulto concedido al consejero delegado del Santander, Alfredo Sáenz

La Sala de lo Contencioso Administrativo del Tribunal Supremo ha anulado por unanimidad parte del indulto concedido en 2011 a Alfredo Sáenz por parte del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero.

El consejero delegado y vicepresidente del Banco Santander había sido condenado a tres meses de arresto e inhabilitación para el oficio bancario. El alto tribunal entiende ahora que el Gobierno se extralimitó en sus funciones cuando, al conceder la medida de gracia, estableció que no le podía afectar ningún "impedimento para ejercer la actividad bancaria".

La decisión del alto tribunal, adoptada por unanimidad de los ocho magistrados, sólo afecta a la parte recurrida del indulto: un párrafo que contemplaba la medida de gracia en la normativa bancaria que le inhabilitaba. El Tribunal concluye ahora que la ley de indulto permite 'perdonar' penas, pero no puede adentrarse en las consecuencias que una condena genera en el ámbito administrativo.

La decisión de si Sáenz puede seguir desarrollando sus funciones como alto ejecutivo bancario está en manos del Banco de España, que tiene que determinar si la existencia de antecedentes penales afecta a su honorabilidad.

EL RECURSO

Los recurrentes consideraban "ilegal" el párrafo del Real Decreto que excluye "cualesquiera otras consecuencias jurídicas o efectos derivados de la sentencia, incluido cualquier impedimento para ejercer la actividad bancaria, a condición de que no vuelva a cometer delito doloso en el plazo de cuatro años desde la publicación del presente Real Decreto".

El ministro de Economía, Luis de Guindos, ha eludido pronunciarse sobre la decisión del Supremo y se ha limitado a señalar que tanto el Gobierno como el Banco de España aplicarán el fallo, que podría inhabilitarle para el cargo. "No tengo nada que comentar, respeto absoluto a las sentencias del Supremo", ha dicho Guindos en rueda de prensa al término del Ecofin, durante la cual ha conocido el fallo. "No tenga usted la más mínima duda de que tanto el Banco de España como el Gobierno aplicarán la ley al respecto, como no puede ser de otro modo, y respetarán las sentencias", ha resaltado.

NUEVA NORMA SOBRE HONORABILIDAD DE DIRECTIVOS BANCARIOS

Por lo que se refiere a la nueva norma que prepara al Gobierno sobre honorabilidad de los directivos bancarios, que permitiría al Banco de España autorizar a banqueros condenados a seguir ejerciendo en determinados casos, el ministro de Economía ha sostenido que este reglamento "no va a favor ni en contra de nadie".

Guindos ha explicado que la norma responde a las directrices de la Autoridad Bancaria Europea y que todavía no está en vigor, sino que se ha sometido a consulta pública y el Gobierno tomará una decisión final una vez que haya escuchado todas las opiniones.

"No es tanto un tema de honorabilidad, que lógicamente se tiene que reforzar, sino también de profesionalidad", ha sostenido el ministro el ministro de Economía.

UNA DE LAS ÚLTIMAS MEDIDAS

El Consejo de Ministros en funciones, en una de sus últimas reuniones antes de que asumiera el poder el PP, decidió indultar parcialmente a Sáenz conmutándole la pena de tres meses de arresto y la inhabilitación para gestionar entidades financieras que le había impuesto el Tribunal Supremo por una causa de 1994, cuando era presidente de Banesto.

La medida posibilitó que Sáenz permaneciera en su cargo como "el mejor consejero delegado de la banca", según le definió el presidente de la entidad, Emilio Botín.

En diciembre y preguntado por la cuestión, Zapatero defendió que el indulto al consejero delegado de la entidad "se entendió que era razonable y punto".

NOTICIA PATROCINADA