INTERNACIONAL
14/02/2013 12:40 CET | Actualizado 14/02/2013 12:47 CET

La policía mexicana detiene a seis de los violadores de las jóvenes españolas en Acapulco (VÍDEO)

Las autoridades mexicanas consideran "resuelto" el caso de las españolas violadas en el puerto de Acapulco, después de que seis de los presuntos responsables se entregaran a la policía. Otro de los supuestos agresores continúa en paradero desconocido. Las seis españolas fueron violadas el pasado 4 de febrero, cuando un grupo de hombres irrumpió durante la noche en el bungaló donde dormían.

Además de violar a las jóvenes, el grupo de asaltantes maniató a seis españoles y a una mexicana que se encontraban con las chicas, y robó dinero en efectivo, móviles y ordenadores.

Jesús Murillo Karam, fiscal general de México, afirmó este miércoles que hay "evidencias plenas de su participación", al dar detalles de la operación que terminó con la detención de los supuestos violadores en una rueda de prensa en la ciudad del suceso. Los detenidos, de edades entre 16 y 30 años, confesaron el crimen e hicieron "un relato pleno de lo que sucedió", añadió Murillo.

De acuerdo con la información oficial, uno de los acusados de la violación múltiple fue arrestado el miércoles por la tarde y el resto durante esa misma madrugada. Cinco de ellos fueron detenidos en Acapulco y el sexto en una localidad vecina.

DETENIDOS QUE NO ERAN CULPABLES

El pasado fin de semana las autoridades mexicanas informaron de la detención de seis personas que podrían estar vinculadas con el crimen, sin embargo ya han confirmado que no tenían nada que ver con la violación múltiple de las españolas.

"No pretendimos en ningún momento llevar a la cárcel a chivos expiatorios y mucho menos a personas inocentes de un caso tan delicado", explicó Ángel Aguirre, el gobernador del estado de Guerrero, donde se encuentra Acapulco.

En 2012 fueron denunciadas en México 14.050 violaciones y hubo otros 17.459 casos que aparecían en las estadísticas como "otros (delitos) sexuales". Aunque organizaciones como Amnistía Internacional estiman que estas denuncias podrían representar solo un 20% del total, y de los casos denunciados sólo la quita parte termina con penas de cárcel.

ESPACIO ECO