TENDENCIAS
09/05/2013 10:27 CEST | Actualizado 09/05/2013 10:43 CEST

Michael Haneke, Premio Príncipe de Asturias de las Artes

GTRES

Comienza el goteo de anuncios de los Premios Príncipe de Asturias 2013. El primero de los ocho galardones en fallarse ha sido el Príncipe de Asturias de las Artes, otorgado al cineasta austríaco Michael Haneke, cuya cinta Amor se llevó el Oscar a la mejor película de habla no inglesa en la última edición.

El director de Funny Games, La Pianista o La cinta blanca e impuso al coreógrafo cubano Carlos Acosta en la última ronda de votaciones de este premio, al que habían sido presentadas 33 candidaturas.

Haneke, director, guionista y profesor de cine austriaco de origen alemán (Munich, 1942), comenzó como realizador independiente en 1970. Ha recibido numerosos premios por unas obras de estética muy expresiva y provocadora que suelen generar controversia.

Cada Premio Príncipe de Asturias está dotado con una escultura de Joan Miró –símbolo representativo del galardón−, la cantidad en metálico de 50.000 euros, un diploma y una insignia, según figura en las bases de la convocatoria.

El arquitecto Rafael Moneo (2012), el director de orquesta Riccardo Muti (2011), el arquitecto Richard Serra (2010), el también arquitecto Norman Foster (2008), el Sistema Nacional de Orquestas Juveniles e Infantiles de Venezuela (2008), Bob Dylan (2007) y Pedro Almodóvar (2006) han sido galardonados con este premio en los últimos años.

Este año, el cineasta austriaco también ha sido galardonado con la Medalla de Oro del Círculo de Bellas Artes por su contribución a la renovación de las artes y la cultura contemporáneas y por mostrar la dimensión más siniestra de la condición humana y adentrarse con maestría en ello. "No realizo películas para hacer sufrir a los espectadores. Si alguien lo pasa mal tendrá sus razones", dijo entonces Haneke, para quien su único y "específico" deseo como cineasta es que las personas se emocionen.