POLÍTICA
04/06/2013 12:26 CEST | Actualizado 04/06/2013 12:29 CEST

El Congreso deja de subvencionar los 'cubatas'

THINKSTOCK

Tras la polémica al conocerse los precios de la cafetería del Congreso de los Diputados, en la que sus señorías podían tomarse un gin tonic por 3,5 euros, la Cámara ha decidido sacar las bebidas alcohólicas de alta graduación de la lista de precios limitados que rige en sus restaurantes, con lo que se venderán a precio de mercado por el importe que decida el adjudicatario del concurso que se resolverá en otoño, según ha indicado el presidente de la Cámara, Jesús Posada.

Aunque la Mesa del Congreso acordó por unanimidad repetir el mismo pliego de condiciones de los últimos años, la polémica surgida al conocerse el precio de algunos productos, alentada por los propios diputados que lo criticaban, la Cámara ha decidido este martes introducir correcciones en lo relativo a las bebidas espirituosas.

La semana pasada, partidos como IU y ERC presentaron un escrito a la Mesa del Congreso para que reconsiderara los precios de las bebidas alcohólicas que se sirven en las cafeterías de la Cámara al entender que "no es justificable" que se subvencionen los destilados.

Estas fuerzas políticas argumentaron que no se debería subvencionar el alcohol en el nuevo contrato de restauración, cuyo concurso se abrió hace dos semanas y que, como novedad, recoge la lista de precios.

En el documento de la concesión del servicio (PDF) se detallaba el precio de los distintos servicios que se ofrecerán en la cafetería y el restaurante del Parlamento: desde un simple menú de autoservicio hasta el precio de un gin tonic, un cubata o un sandwich mixto.

Llamaba la atención el bajo coste de las bebidas alcohólicas. Como los gin tonic, que variaban desde los 3,45 euros, el más barato, hasta el 5,05 euros, el más caro. O las copas de ron de marca: la más barata sale por 4,10 euros.

EL HUFFPOST PARA VODAFONE