ECONOMÍA
13/08/2013 10:50 CEST | Actualizado 12/10/2013 11:12 CEST

La prima de riesgo de España cae a 274 puntos, su nivel más bajo en dos años

La prima de riesgo de España ha comenzado hoy la sesión en 274 puntos básicos, su nivel más bajo desde el 16 de agosto de 2011, cuando cerró en 266, por la caída de la rentabilidad del bono español a diez años.

El rendimiento del bono hispano, cuyo diferencial con el alemán, el de referencia en Europa, mide el riesgo país, ha caído al 4,455 %, su nivel más bajo desde comienzos de junio, en tanto que el interés del bono germano subía al 1,726 %.

El riesgo país de España queda así a tan sólo 31 del de Italia, que bajaba hoy hasta 243 puntos básicos; la prima de riesgo de Portugal se reducía también hasta 475, uno menos que la víspera, en tanto que la de Grecia subía a 837, 51 más que al cierre precedente.

En un año, la prima de riesgo de España se ha reducido a la mitad, ya que hace exactamente un año, el 13 de agosto de 2012, se situaba en 543 puntos básicos, tras haber alcanzado a finales de julio de ese año un máximo histórico al cierre, 638 puntos básicos.

Las compras de deuda en el mercado secundario han permitido este descenso, al que han contribuido también algunas subastas de deuda celebradas ayer en Europa, sobre todo en Italia (también hubo colocaciones en Francia y Alemania).

Tras dos semanas sin emitir deuda, el Tesoro Público reanuda la semana que viene las subastas, con una emisión de letras a seis y doce meses de la que aún se desconoce el importe.

Al tiempo que la prima de riesgo se ha reducido en los últimos meses, el coste medio de las emisiones del Tesoro, es decir, lo que paga por financiarse, se ha reducido: al cierre de julio era del 2,68 %, por debajo del 3,01 % registrado a finales de 2012.

HACE UN AÑO

La mejoría se extendía también a los seguros de impago de deuda ("credit default swap" o CDS), relativos a los bonos a diez años de España para cubrir la posibilidad de impago de 10 millones de dólares, que al comienzo de la jornada se negociaban a 270.800 dólares, por debajo de los 273.000 dólares de la víspera y de los 279.590 de Italia.

Hace un año, en agosto de 2012, los CDs de España cotizaban a 483.670 dólares y eran los sextos más caros del mundo, sólo por detrás de Argentina, Venezuela, Ucrania, Portugal y Líbano.

NUEVOS TIEMPOS