ECONOMÍA
10/02/2014 15:04 CET | Actualizado 10/02/2014 15:04 CET

Industria dice que eliminar las subastas supondrá un ahorro del 3% en la luz

PHOTOS.COM

El Ministerio de Industria quiere eliminar a partir de abril las subastas trimestrales, que fijan la mitad de la tarifa eléctrica correspondiente al componente energético, y sustituirlas por un cálculo en función de los costes del mercado mayorista.

Según el departamento dirigido por José Manuel Soria, esta medida, que afectará a los consumidores acogidos a la tarifa regulada, permitirá un ahorro del 3% de media al año.

El precio voluntario al pequeño consumidor (la antigua tarifa de último recurso) se compone mediante la conjunción de los peajes de acceso, que fija el Gobierno para retribuir las actividades reguladas; el componente energético y los impuestos. Hasta ahora, el componente energético se determinaba trimestralmente en unas subastas denominadas Cesur que aseguraban un precio fijo para los tres meses siguientes, aunque esto implicaba ciertos costes por cobertura financiera.

300 MILLONES DE SOBRECOSTE

Con el nuevo modelo desaparecen las coberturas financieras incluidas en esas subastas, que suponen un sobrecoste anual de 300 millones de euros, un total de 1.160 millones en los cuatro años de vigencia del modelo. Ahora, los consumidores pagarán en cada periodo de facturación exactamente el precio medio del mercado en esas fechas.

De hecho, los puntos de suministro que dispongan de contadores con discriminación horaria (la tarifa para consumidores de hasta 15 kW de potencia contratada que divide el consumo en dos períodos tarificados con un precio distinto) pagarán su consumo en función del precio registrado cada hora efectiva en el mercado.

Al eliminar los costes financieros, la factura media de los consumidores acogidos a la tarifa se reducirá en torno a un 3%, según Industria, unos 200 millones de euros anuales en total.

El Ministerio habilitará una herramienta, a través de su web y de la de la CNMC, en la que cada consumidor introduciendo sus datos (potencia, periodo de facturación y consumo) podrá comprobar si su recibo es correcto y adecuado a los precios del mercado en el periodo.

LA OPCIÓN DE LA TARIFA FIJA ANUAL

Al margen de este sistema, los consumidores que lo deseen tendrán la opción de contratar una tarifa con precio fijo para todo el año, ya que Industria obligará a las comercializadoras de referencia a ofrecer esta opción, aunque el Ministerio advierte que será más cara.

Sobre las tarifas anuales, desde Industria señalan que se tratara de ofertas "muy estandarizados" y que se harán publicas para facilitar a los consumidores las comparaciones. Los consumidores que se acojan a estas tarifas, pasarán al mercado libre aunque siempre tendrán la opción de volver al regulado.

INDUSTRIA: "TRANSPARENTE Y MENOS COSTOSO"

Industria ha defendido este nuevo mecanismo, que entrará en vigor en abril, y se reflejará en la factura de mayo, como el "más transparente y menos costoso para el consumidor" e implicará la desaparición de "toda actuación del Gobierno en la fijación del precio de la electricidad".

Para garantizar que el mercado eléctrico mayorista funciona correctamente, tanto Industria como la CNMC planean reforzar los mecanismos de vigilancia, aunque no han desvelado en qué sentido.

Este precio provisional se comparará, una vez cerrado el trimestre, con el precio medio del mercado en el periodo y la diferencia, que por el momento es a la baja, se ajustará en las facturas de los consumidores en los meses de mayo o junio.

NUEVOS TIEMPOS