POLÍTICA
15/04/2014 17:37 CEST | Actualizado 15/04/2014 17:37 CEST

Camps declara sobre el caso Noós: "Las cosas que no se recuerdan es muy difícil recordarlas"

EFE

El expresident de la Generalitat valenciana Francisco Camps ha aseverado este martes tras declarar como testigo por segunda vez sobre el caso Nóos que la memoria nunca la ha perdido, "gracias a Dios", pero "las cosas que no se recuerdan es muy difícil recordarlas".

Camps se ha manifestado así ante los periodistas preguntado sobre si había recuperado la memoria con respecto a su anterior declaración, desarrollada hace dos meses y medio en su despacho del Consell Jurídic Consultiu, en la que respondió a muchas de las preguntas que se le plantearon que desconocía o no recordaba la respuesta.

"Obviamente, no puedo decir que sí" a lo que no se recuerda, ha resaltado el expresident, quien ha señalado que es como si se le pregunta a alguien dónde estuvo en una fecha concreta de hace diez años.

En esta segunda declaración por escrito, Camps ha respondido a las preguntas que le han planteado tres partes: el PSPV-PSOE, que ejerce la acusación popular; la defensa de Iñaki Urdangarin, y la defensa del exdirector de la Ciudad de las Artes y las Ciencias José Manuel Aguilar.

El PSPV-PSOE ha preguntado si coincidió con Urdangarin en algún acto institucional, si en alguna conversación surgió el proyecto Valencia Summit, si está enemistado con él, o si ha facilitado una lista a algún miembro del Instituto Noos con las instituciones de la Comunitat Valenciana que pudieran ser posibles patrocinadores del evento.

Cinco horas después del inicio de la declaración ante el secretario judicial, Camps ha comparecido brevemente ante los periodistas para reivindicar la actuación de la Generalitat en los eventos organizados por el Instituto Nóos en Valencia y asegurar que no se ha podido demostrar que nadie de la Administración autonómica se haya beneficiado de nada.

El instituto presidido por Urdangarin recibió 3,1 millones de euros de la Fundación Valencia Turismo Convention Bureau, en la que participa el Ayuntamiento de Valencia, y de la Ciudad de las Artes y las Ciencias (Cacsa), dependiente de la Generalitat, por organizar tres cumbres sobre deporte entre 2004 y 2006, los Valencia Summit.

Además, la Generalitat firmó en 2005, a través de la Sociedad Gestora para la Imagen Estratégica y Promocional de la Comunitat, un convenio con Nóos para preparar la candidatura de Valencia como sede de unos Juegos Europeos, que nunca se celebraron y cuyo coste era de 3 millones, aunque finalmente solo pagó 382.203 euros por un informe.

NUEVOS TIEMPOS