TENDENCIAS
21/05/2014 09:05 CEST | Actualizado 21/05/2014 13:53 CEST

Ryan Gosling, director debutante en Cannes y nuevo apóstol del cine hipster

EFE

Por todos es sabido que Ryan Gosling es el Jesucristo personal de muchos y muchas. Al menos de las decenas de veinteañeros que este martes surgieron de la nada en el Palacio Lumiére del Festival de Cine de Cannes al que no habían asomado la cabeza en las jornadas anteriores de esta 67 edición. Acudían al primer pase de Lost river, el debut en la dirección del protagonista de Drive y rey de los Gifs. Su película es una fábula pretenciosa, cargada de estrambóticas metáforas visuales y de referentes inquietantes. Es un evidente homenaje al cine marciano de David Lynch y con él se convierte en un nuevo apóstol del cine hipster.

Estos son algunos nombres a seguir si hubiera que completar una lista de evangelizadores del cine para modernos, que junto a Lynch encabezan los veteranos Jim Jarmusch, David Cronenberg, Jean Pierre Jeunet, Michel Gondry, Sofia Coppola, Spike Jonze y Wes Anderson.

Ryan Gosling.Lost River es la historia de la entrada a la madurez de un adolescente y el viaje hacia un submundo sórdido y semioculto de una mujer que intenta sacar adelante a sus hijos. Es también un caudaloso torrente referencial. Desde el universo pin-up encarnado en las maternales curvas de su protagonista Christina Hendricks —la pelirroja de Mad Men—, pasando por un neón con forma de flamenco rosa, una misteriosa sala violeta, una ciudad sumergida en el agua y una suerte de cabaret freak liderado por Eva Mendes.

Nicolas Winding Refn. Saltó a la elite cinematográfica en Cannes con ayuda de Gosling, cuando estrenó Drive en 2011. El director danés también es una referencia clara en el debut tras la cámara de Ryan Gosling, especialmente en la sobrecarga de color de la controvertida Solo Dios perdona.

Yann Gonzalez. Es el hermano de Anthony Gonzalez, líder de la banda M83. En 2013 los dos se aliaron para poner música e imágenes a You and the night, una película acerca de la orgía que se monta una pareja de burgueses parisinos aburridos. Con ayuda de su ama de llaves travesti, invitan a la fiesta a Eric Cantona y al hijo de Alain Delon. Es el resultado de combinar a Sartre con una película de Almodóvar. Tan absurda como hipnótica.

Borderline Films.Este colectivo cinematográfico neoyorquino afincado en Williamsburg combina sus talentos para sacar adelante proyectos de cine independiente que están consiguiendo atención internacional. Cuando uno dirige, otro produce y un tercero escribe el guión. Su título mas conocido es Martha Marcy May Marlene (2011) de Sean Durkin, pero las rarezas Afterschool (2008) y Simon Killer (2012) de Antonio Campos son joyas por descubrir.

Xavier Dolan. El niño bonito de los festivales de cine. Con tan solo 25 años opta a la Palma de Oro en esta edición de Cannes con su quinta película, Mommy. Regresa a su tema favorito: las relaciones tormentosas entre madre e hijo, como ya hiciera en Yo maté a mi madre (2009). Es otro seguidor de Pedro Almodóvar, quien quizá también debería estar en esta lista.

MÁS SOBRE CANNES 2014


SOMOS LO QUE HACEMOS