POLÍTICA
31/05/2014 14:22 CEST | Actualizado 31/05/2014 14:22 CEST

El vicealcalde de Valencia afirma que contrató a Nóos solo por Urdangarin

EFE

El vicealcalde de Valencia, Alfonso Grau, ha afirmado este sábado ante el juez José Castro que si la Fundación Turismo Valencia Convention Bureau (FTVCB), que él preside, contrató al Instituto Nóos para organizar tres foros sobre eventos deportivos fue solo porque esa entidad estaba presidida por Iñaki Urdangarin.

De hecho, inicialmente estaba previsto que se celebrasen cuatro cumbres Valencia Summit de 2004 a 2007, pero solo se llevaron a cabo los tres primeros porque en el último año ya no iba a participar el duque de Palma, ha explicado.

Según fuentes jurídicas, en su declaración, Grau ha incidido en que la FTVCB es una entidad privada que no tiene que someterse a los controles de contratación propios de las administraciones públicas y ha señalado que se sumó a un proyecto que había pactado con Nóos el entonces secretario autonómico de Eventos, Luis Lobón, a través de la sociedad gestora de la Ciudad de las Artes y las Ciencias (Cacsa).

El vicealcalde ha asegurado al juez Castro que fue Lobón quien pactó el coste de los Valencia Summit con Diego Torres, el socio de Iñaki Urdangarin, y que todos los intervinientes en los convenios eran plenamente conscientes de que el yerno del Rey era uno de los promotores de las cumbres y por eso las organizaron.

CARÁCTER DE PATROCINIO

En una declaración de apenas 45 minutos, el edil ha detallado que la FTVCB intervino en la contratación porque mantenía un acuerdo de colaboración con Cacsa y a raíz de la solicitud de Lobón, que había negociado el proyecto con Torres y con José Manuel Aguilar, entonces director de Cacsa.

Grau ha manifestado en su comparecencia que si la entidad que preside no reclamó al Instituto Nóos que justificara los costes de los Valencia Summit, por los que cobró 3,1 millones de euros procedentes de las arcas públicas, fue porque consideraba que su intervención tenía carácter de patrocinio.

Esta justificación abunda en la línea de defensa mantenida por el vicealcalde en el sentido de que la FTVCB no era una entidad de carácter público, argumento que ha reforzado presentando un informe jurídico que contradice el emitido por la Intervención General del Estado, que sostiene que el organismo es administración municipal.

Tras la declaración, a la que además del juez han asistido el fiscal Pedro Horrach y letrados de algunas de las partes personadas en Nóos, la letrada Sandra Gómez, que representa al grupo socialista en el Ayuntamiento de Valencia, ha asegurado que mantendrá su solicitud de imputación para Grau.

"Ha reconocido abiertamente que contrató los servicios del Instituto Nóos porque lo presidía Iñaki Urdangarin", ha afirmado la letrada de la acusación popular, que ha subrayado asimismo que se aceptó el precio que impuso la entidad del duque de Palma sin analizar si estaba justificado.

HEINEKEN PARA EL HUFFPOST