NOTICIAS
22/07/2014 18:50 CEST | Actualizado 22/07/2014 18:52 CEST

El Barça dice que Rosell fichó a Neymar por 57 millones por su "capacidad de seducción"

GETTY

El representante legal del Barcelona, Antoni Rosich, ha defendido ante el juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz que el expresidente del club Sandro Rosell consiguió por 57 millones de euros el fichaje de Neymar que podría haberse elevado a casi cien por su "capacidad de seducción" y la ilusión que le hacía al futbolista jugar en el Barça.

Antes de Rosich se ha producido la declaración de Rosell, quien ha asegurado que Neymar costó 57,1 millones y ha defendido la legalidad de la operación a pesar de que, en su momento, no leyó "la letra pequeña" de los contratos.

Durante casi tres horas, Rosell, imputado por un presunto delito de apropiación indebida en modalidad de distracción, ha indicado que el Barça abonó 40 millones en concepto de indemnización a la sociedad del padre del futbolista N&N, propietaria del jugador a partir de 2014, y otros 17,1 millones al Santos, en el que jugó hasta 2013, por la cesión de sus derechos federativos.

Rosell, que dimitió por este asunto en enero pasado, asegura que ha repasado los términos del contrato y que su conclusión es que sólo cabe felicitar a la asesoría jurídica del club por el trabajo realizado. "Se hizo todo de una forma excelente", ha dicho el expresidente culé.

El exmandatario de la entidad culé, a la que se atribuye como persona jurídica un delito de fraude fiscal por importe de 9,1 millones de euros, ha respondido durante casi noventa minutos a las preguntas del juez instructor y durante el resto del interrogatorio a las cuestiones planteadas por el fiscal Anticorrupción, José Perals; y su abogado, Ignacio Ayala. Sin embargo, se ha negado a contestar a las preguntas de la defensa del socio Jordi Cases, que presentó la querella.

DIFERENTES VERSIONES

Según la acusación, Rosich y Rosell han dado diferentes versiones sobre la naturaleza de una transacción por valor de cuatro de millones de euros que el Barça hizo a N&N en 2013 y que se consignó con la denominación "contrato de agencia". El primero ha defendido que ese contrato habría tenido el objetivo de captar patrocinadores en Brasil aunque Rosell habría admitido que en realidad sirvió para la creación de una infraestructura en Barcelona de la agencia del padre del jugador.

El representante legal del Barça también ha sido preguntado por un contrato por valor de 7,9 millones de euros que el club firmó con el Santos para la adquisición de tres jóvenes valores de su cantera. El más caro de todos ellos, Víctor Andrade, por el que se desembolsaron 3,2 millones de euros, recaló gratis en el Benfica, según el abogado de la acusación. "Si era gratis podría haber jugado en el Barça B", se ha quejado.

Los dos comparecientes también han considerado "normal" la comisión del 5% que, según los contratos, se llevaba el padre de Neymar por cada uno de los pagos del Barça, defendiendo que "todos los clubes del mundo pagan a los agentes y que los agentes nunca pagan a sus agentes".

También ha declarado el representante de la auditora Deloitte, Artur Amich, que firmó los informes de auditoría de cuentas anuales del Fútbol Club Barcelona que fueron entregados los días 30 de junio de 2012 y 2013. El auditor ha corroborado que el fichaje de Neymar ascendió a 57,1 millones de euros aunque este año se incorporarán a las cuentas los 13,5 millones de euros que el Barça pagó a Hacienda en febrero pasado como declaración complementaria y otros 10 millones en concepto de un aumento salarial para el futbolista que se fijó en 2011.