INTERNACIONAL
15/08/2014 12:38 CEST | Actualizado 15/08/2014 14:17 CEST

La OMS avisa de que se "subestima la magnitud" del ébola

AFP

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha afirmado este jueves que el brote de ébola en África occidental se ha infravalorado "significativamente" por la comunidad internacional y ha avisado de que es necesario tomar “medidas extraordinarias” para detener la enfermedad, que ya le ha costado la vida a 1.069 personas.

La organización ha subrayado que el personal desplegado en los países afectados por el brote de ébola consideran que "el número de casos y muertes sobre el que se ha informado subestiman ampliamente la magnitud de la epidemia".

"La OMS está coordinando un incremento masivo de la respuesta internacional, logrando apoyo de países, agencias de control de enfermedades y agencias del sistema de Naciones Unidas", ha dicho a través de un comunicado publicado en su página web.

"Se espera que la epidemia se alargue durante un buen tiempo y nuestro plan se extenderá por varios meses", dice la nota. En este sentido, Médicos Sin Fronteras ha asegurado que llevará alrededor de seis meses tener la situación bajo control en los países del oeste de África afectados por la última epidemia de ébola.

Joanne Liu, presidenta de dicha ONG, ha participado en una rueda de prensa en Ginebra tras una gira de 10 días por la región de África afectada por el último brote de la mortal enfermedad. "Si no estabilizamos Liberia, nunca se podrá estabilizar la región", ha asegurado.

Asimismo, la OMS ha cifrado en 1.069 el número de muertes y en 1.975 el número de casos confirmados, probables y sospechosos en Guinea, Liberia, Nigeria y Sierra Leona.

La OMS decidió la semana pasada declarar el brote de ébola como una emergencia sanitaria internacional, al tiempo que pidió a los países afectados que declaren la emergencia a nivel nacional y que extremen las medidas de protección, lo que han hecho a partir de entonces.

CUARTA VÍCTIMA EN NIGERIA

Mientras, una enfermera nigeriana, que trató al estadounidense fallecido a finales de julio por el virus del Ébola en Lagos, ha fallecido a causa de esta misma enfermedad, que ya ha matado a cuatro personas en el país, informaron los medios locales.

La víctima, Justina Obi Echelonu, falleció la madrugada del jueves tras haber sido puesta en cuarentena al haber atendido al estadounidense Patrick Sawyer, que viajó a Nigeria desde Liberia y se convirtió en la primera víctima mortal del virus en territorio nigeriano.

"El número total de personas bajo vigilancia en Lagos es ahora de 169", detalló el ministro de Sanidad, Onyebuchi Chukwu, citado por el diario local The Vanguard.

EL COI MUEVE FICHA

Además, el Comité Olímpico Internacional (COI) y el Comité Organizador de los Juegos Olímpicos de la Juventud, que se celebrarán en la localidad china de Nanjing del 16 al 24 de agosto, anunciaron este viernes la prohibición a tres atletas africanos para competir en la cita por el brote de Ébola que azota las zonas de las que provienen.

"Basándonos en las directrices de las autoridades sanitarias, se ha decidido que los atletas que vienen de áreas afectadas no competirán en deportes de combate. Adicionalmente, basándonos en la imposibilidad de excluir completamente el riesgo potencial de infección se ha decidido que no competirían en pruebas de piscina", indica el COI que señala que son, respectivamente, dos y un deportistas los afectados por esta medida.

El organismo lamenta tomar esta decisión, que provoca que estos jóvenes atletas sufran "por partida doble, por la angustia causada por el brote en sus países natales y por no poder competir en los Juegos Olímpicos de la Juventud".

"El COI y el Comité Organizador ofrecerán además a cada Comité Olímpico Nacional afectado, si lo desean, que su bandera entre en el estadio en la Ceremonia de Inauguración y será izada en los lugares de competición", prosigue el COI, añadiendo que los que no puedan participar en el evento recibirán "en un futuro cercano una invitación" para ir a la ciudad china.

ESPACIO ECO