POLÍTICA
12/11/2014 15:19 CET | Actualizado 12/11/2014 21:36 CET

#autoinculpacions9N: los catalanes confiesan su participación en el 9-N en respuesta a la Fiscalía

Mientras se especula con los cargos que presentará la Fiscalía contra el Gobierno de Artur Mas por la organización del 9N, sobre si el Gobierno le está sometiendo a presiones para que lo haga ya, y contra quiénes presentará una demanda, la sociedad catalana se ha hecho un Fuenteovejuna. Miles de ciudadanos (a las dos de la tarde de este miércoles se habían escrito 18.379 tuits sobre el tema, según Topsy) se han autoinculpado a través de las redes sociales por su participación en la consulta del pasado domingo, que había sido suspendida por el Constitucional.

Ciudadanos que fueron a votar solos o en familia, una madre y un hijo que lo hicieron con la foto del padre fallecido, una mujer que no solo votó, sino que hizo una tarta para celebrar la ocasión, voluntarios que estuvieron en las mesas y se ocuparon de la organización y el recuento de las urnas, y políticos, han publicado su confesión en Twitter y han aportado fotos como pruebas, con el hashtag #autoinculpacions9N.

El tuit que inició la acción, que se convirtió en Trending Topic en la tarde del martes, y continúa este miércoles en la lista de lo más comentado, fue de una usuaria catalana, @EliPericas, que se preguntaba: "¿40.000 #autoinculpacions9N provocaría problemas a la justicia, no? #voluntarisand9n #voluntaries9n ¡Yo me sumo! Vamos a tocar los..."

Las autoinculpaciones han salido de Twitter y han llegado al Parlament catalán, donde la portavoz de ERC, Marta Rovira, ha utilizado la sesión de control al Ejecutivo catalán para hacer pública su "autoinculpación" por haber participado en la organización del proceso participativo del 9N.

"Yo también participé en el 9N" como presidenta de una mesa de votación situada en la comarca barcelonesa de Osona, ha explicado. Según Marta Rovira, las actuaciones judiciales del Estado en relación con el 9N pueden servir para "visualizar que ya ha empezado la desconexión" entre las instituciones españolas y las catalanas.

El fiscal general del Estado, Eduardo Torres-Dulce, se reunirá este miércoles por la tarde con el fiscal superior de Cataluña, José María Romero de Tejada, para estudiar la posible presentación de una querella por supuestas responsabilidades penales. La querella se presentaría ante el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC), dada la condición de aforados de los denunciados (Artur Mas, la vicepresidenta, Joana Ortega, y la consellera de Enseñanza, Irene Rigau) a los que el ministerio público podría atribuir los delitos de desobediencia, prevaricación y malversación.

De la querella quedarían excluidos en principio los responsables de los locales bajo cuya autorización se abrieron el pasado domingo los centros públicos donde se instalaron los puntos de votación de la consulta.