NOTICIAS
27/07/2015 10:07 CEST | Actualizado 28/07/2015 09:06 CEST

El talismán de Fernando Alonso en Hungría

GETTY

El español Fernando Alonso (McLaren), que, al acabar quinto este domingo el Gran Premio de Hungría, la décima carrera del Mundial de Fórmula Uno, logró su mejor resultado de la temporada declaró en Hungaroring, no sin cierto sentido del humor, que "diez vueltas más" y hubieran acabado "en el podio".

Y razones para bromear no le faltaban, teniendo en cuenta que un día antes había tenido que entrar empujando el coche en la clasificación. Pero la suerte cambió y lo hizo en presencia de su talismán. La presencia de su novia, la presentadora Lara Álvarez, le contagió la sonrisa y con ella comenzó la remontada.

Photo gallery ALONSO EN EL GP DE HUNGRÍA See Gallery

¿Aún no conoces El HuffPost Deporte en Facebook? ¡ÚNETE!

"La verdad es que se lo decía al equipo, que ha sido una pena que se acabara la carrera. Diez vueltas más y acabamos en el podio a este ritmo, con todas las cosas que han pasado"; comentó el doble campeón mundial asturiano (2005 y 2006, con Renault) a Antena 3 después de la carrera, en el circuito en el que logró, en 2003, el primero de sus 32 triunfos en Fórmula Uno.

"Nosotros también tuvimos problemas, tuve un pinchazo en la segunda parte de la carrera", comentó Fernando, a quien el sábado se le paró el McLaren en la segunda ronda de la calificación (Q2), en la que quedó eliminado, por lo que arrancó decimoquinto, en una carrera en la que mejoró diez puestos.

"Llevamos un año un poco desafortunado, así que hoy la fortuna nos ha devuelto algunas posiciones y las hemos cogido con agrado", manifestó el doble campeón mundial asturiano, que el próximo miércoles cumplirá 34 años.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

ESPECIAL PUBLICIDAD