TENDENCIAS
08/08/2015 09:54 CEST | Actualizado 08/08/2015 09:54 CEST

A estos perretes les gustan los abrazos, los pijamas y los abrazos en pijama

A la hora de irse a dormir, nadie se lo monta mejor que estos dos perretes. Estaría muy bien estar invitado a sus fiestas. Ellos son Darren y Phillip, dos bull terriers ingleses de Brisbane (Australia), a los que les encanta ponerse el pijama y abrazarse. Aquí las pruebas.

Los Blueboy (Los chicos azules) —como les llaman sus dueños, Jennifer McLean y su prometido Lachlan Hall— se han convertido en una especie de estrellas de las redes sociales, llegando a tener 45.000 seguidores en Instagram. No es difícil ver el porqué.

McLean ha explicado por correo electrónico a la edición estadounidense del Huffington Post que empezó a vestir a sus mascotas con ropa de perro, pero que las cosas pronto tomaron un cariz diferente.

"Antes de darme cuenta, estaba comprando en la sección de bebés de unos grandes almacenes", relata McLean. "¡Y estaban tan adorables con esos pijamas de una pieza!". Aunque los looks no son típicamente perrunos, la pareja contó al HuffPost que a sus mascotas les encantan.

"Cada vez que les pongo su mono, inmediatamente quieren acurrucarse", explican. "Si no se lo pongo, Phillip descansa peor. Creo que se ha convertido en algo que le hace sentir muy cómodo".

Sin embargo, explica que los monos no son para dormir, porque no son adecuados para que puedan hacer sus necesidades.

Los pijamas no son la única ropa que usan. También les gustan los jerseys, los chalecos, las sudaderas y muchos más. Sus dueños cuentan también que el año que viene los perros estrenarán un atuendo algo más formal para una ocasión muy especial.

"Nuestros pequeños irán a nuestra boda el año que viene con pequeños esmóquin y prendedores", dice su orgullosa dueña. "Serán mi algo azul".

Puedes ver más fotos de Phillip y Darren aquí abajo. 

Para ver más fotos de Darren y Phillip, puedes cotillear su Instagram, y su Facebook

|

Este artículo fue publicado originalmente en la sección de Buenas Noticias de la edición estadounidense de 'The Huffington Post' y ha sido traducido del inglés.